10 cosas que nunca debes decir en una discusión de trabajo

Las discusiones de trabajo, como las de pareja o las de familia, son poco menos que inevitables. Pero, ya que muchas de ellas no podemos evitarlas, debemos saber cómo afrontarlas para que no nos pasen demasiada factura en nuestras relaciones laborales y, sobre todo, para que no signifiquen un despido fulminante si la discusión es con nuestro jefe o jefa.

Para que no suceda ni una cosa ni la otra, te recomendamos que cuentes hasta 10 para evitar estas 10 cosas que nunca debes decir en una discusión de trabajo:


1. “Eso ya te lo dije yo”

La tentación de pronunciar esta frase en una discusión es bastante fuerte, pero es mejor no decírsela a nuestro jefe porque se sentirá atacado y se verá en la necesidad de contraatacar para defender su posición.

 

2. “Pues si no te gusta mi trabajo, me voy”

Con esta frase pueden pasar dos cosas: una, que nuestro jefe reaccione favorablemente y diga que está contento con nosotros; y dos, que te tome la palabra y tu etapa en la empresa termine en ese momento. Por si acaso, mejor no tentar a la suerte…

 

3. “La culpa es tuya”

En toda discusión, ya sea de trabajo o de pareja, cada una de las partes cree que tener la razón y piensa que la responsabilidad de una situación es de la otra persona. Si no es así, difícilmente habrá discusión. Pero una cosa es pensar que la culpa es del otro y otra bien distinta es decírselo a la cara a un compañero de trabajo. O peor aún: a un jefe.

 

4. “No tienes ni p… idea”

Si ya es poco recomendable echar en cara a un compañero que no sabe hacer su trabajo, menos lo es aún utilizar la expresión “no tienes ni idea” acompañada de una palabra malsonante. Piensa que a ti tampoco te gustaría escuchar algo así.

 

5. “No me da la gana”

A un jefe no le podemos decir nunca que no nos da la gana hacer algo porque seguramente será lo último que digamos antes de que nos despida. Eso no significa que tengamos que hacer todo lo que nos diga cuando nos pida tareas que no están entre nuestras competencias. En ese caso, es mejor hacerle ver con buenas palabras que esas tareas no están entre nuestros cometidos.

 

6. “¿Eres tonto o qué te pasa?”

Esta es una de esas frases que muchas veces saltan solas, sin pensar, y de las que no tardamos en arrepentirnos. Cualquier insulto en una discusión está fuera de lugar y termina por hacernos perder la razón en todos los sentidos de la palabra.

 

7. “Lo haces y punto”

Si eres un mando intermedio dentro de la empresa o ejerces labores de coordinación o supervisión de un equipo de trabajo, debes evitar hacer gala de tu posición para imponerte en una discusión laboral. Así que nada de soltar expresiones como “lo haces y punto” o “porque lo digo yo”.

 

8. “Tus problemas los dejas en casa”

Es muy feo reprochar a un compañero de trabajo que sus problemas personales afectan a su trabajo o a sus relaciones laborales. Nunca utilices los problemas de la vida personal de un compañero como argumento en una discusión de trabajo porque puedes hacer mucho daño a la otra persona.

 

9. “No me cuentes tu vida”

No dice nada bueno de nosotros el hecho de cortar a otra persona que está exponiendo sus argumentos, aunque sean insustanciales, con una expresión como “mira, no me cuentes tu vida” o “no me cuentes películas”.

 

10. “No haces nada”

Tampoco es muy agradable para una persona escuchar que un compañero de trabajo le echa en cara que es un vago. Aunque seguro que todos hemos conocido a más de uno en un trabajo…

Comentarios
  1. Daniel Ángel Prados
  2. Belén del olmo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies