10 faltas de ortografía muy comunes que te hacen quedar muy mal

Aunque creáis lo contrario, los técnicos y responsables de Recursos Humanos, al igual que tus futuros jefes, pueden llegar a fijarse mucho en tu forma de escribir y hacerlo con faltas de ortografía puede ser, a igualdad de condiciones con otros candidatos, la diferencia entre alcanzar un puesto de trabajo y quedar fuera del proceso. Muchos son los errores ortográficos (y no digamos ya gramaticales) a la hora de escribir, y más aún en estos tiempos de redes sociales, pero hay diez que son los que más cometemos. AHÍ van:

Falta de ortografía

Faltas de ortografía

1. Confundir ‘a ver’ con ‘haber’.


Es sin duda la falta de ortografía (desgraciadamente) de moda. Estamos hartos de verlo escrito mal en las redes sociales. Y no es tan difícil diferenciarlas. Vamos A VER si lo aclaramos. Ya tienes el primer ejemplo. Ese A VER es del verbo VER. No es lo mismo que decir: “Tendríamos que HABER salido más tarde”, que es del verbo HABER.

2. ‘A’ o ‘ha’.


Lo de la letra A en solitario o con H es también un auténtico quebradero de cabeza para muchos. Con la letra H va cuando se trata de una forma verbal de HABER. Por ejemplo, en las formas compuestas de los verbos: “Él HA tenido que marcharse”. El truco para saber si la A va sin H o con H es intentar cambiarla a plural. “Ellos HAN tenido que marcharse”. Si esa HA pasa también a plural, es que va con H. La A solo va sola cuando es una preposición. “Nos vamos A dormir”. Por mucho que cambies a plural, esa A está inalterable, por lo que es sin H.

3. Ay, ahí o hay.


Tremendo el conflicto para algunos también con esta triada de palabras. AY! Es siempre una exclamación de sorpresa, dolor o similar. HAY es del verbo HABER, y especifica la existencia de algo. “HAY un trozo de pan en la mesa”. Y por último, AHÍ se refiere a un lugar: “AHÍ está el trozo de pan”. Por lo tanto: “AHÍ HAY un trozo de pan”.

4. Haya, halla o allá.


Otra triada maldita. Y también el verbo HABER por medio, cómo no. En este caso, con su subjuntivo: HAYA. Pongamos un ejemplo: “Esperemos que no HAYA mucha gente”. Ojo, porque HAYA es también una clase de árbol. Luego tenemos HALLA, que es del verbo HALLAR. Ejemplo: “HALLA la solución del problema”. Y por último, ALLÁ, que indica un lugar donde hay algo. “Muévete más ALLÁ”.

5. Valla o vaya.


Diferenciar estas dos palabras es muy fácil. VALLA, con LL, es sustantivo y se refiere a una barrera, un muro, una VALLA que impide el paso. “No pudimos pasar porque había una VALLA”. Y por su parte, VAYA es del verbo IR. “Esperemos que VAYA a la fiesta”. También se utiliza como interjección: “VAYA, VAYA, mira a quién tenemos aquí”.

6. Mayúsculas.


Otro error muy común, y que queda realmente mal, es poner mayúsculas cuando no se debe. Por ejemplo días de la semana o meses, no van en mayúsculas. Tampoco los cargos de dirección, pero sí la entidad a la que pertenece el cargo. Es decir, en ‘el presidente del Gobierno’, presidente va en minúsculas pero Gobierno en mayúsculas.

7. El imperativo.


Otro de los errores comunes es el mal uso del imperativo y su terminación en ‘-d’ cuando se utiliza en tercera persona del plural. Recordamos que el imperativo es una forma verbal que implica una orden. Mejor con un ejemplo: “Venid aquí”. Con esta frase le decimos a terceras personas que vengan aquí, es una orden. Por lo tanto, si queremos expresar esa orden no podemos decir “venir aquí”, porque estaría mal en ese uso como una orden.

8. Hecho y echo.


Otras dos palabras traicioneras. Pero es muy fácil distinguirlas. HECHO es del verbo HACER. Ejemplo: “No he hecho los deberes”. Y sin embargo, ECHO es presente de indicativo del verbo ECHAR, que es muy distinto en significado al anterior. “Yo no ECHO más leña al fuego”.

9. Tildes.


Sería interminable hacer aquí una relación de todas las palabras que llevan tilde pero sí podemos apuntar que muy pocos son los que las escriben siempre, una tendencia que se ve cada día más en el uso de las redes sociales y smartphones. Las tildes hay que usarlas porque muchas veces hasta pueden modificar el sentido de una frase.

10. Signos de puntuación.


Y si decíamos que una tilde podía cambiar el sentido de una frase, con los signos de puntuación ocurre igual. Mucho más, incluso. La gente ha dejado de utilizar los puntos y las comas, y no digamos ya el ‘punto y coma’, que está prácticamente olvidado en nuestro día a día con las redes sociales y los móviles. Hay que utilizarlos. Dan pausa y sentido a las frases, y énfasis.

En Oficina Empleo tenemos cientos de procesos de selección con los que empezar a trabajar en Limpieza y Servicios Urbanos o en el sector que se adapte a ti. Si lo prefieres, puedes descubrir en nuestro Blog cómo trabajar en Murcia y muchas más empresas ¡Mira!

Encuentra trabajo en tu provincia:

Comentarios
  1. Pedro
  2. lucy
  3. nacho
  4. Olga Revilla

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies