10 técnicas para aprender a trabajar en equipo

¿Eres el líder de un equipo? ¿Necesitas fomentar el liderazgo entre los componentes de ese (tu) equipo? Algunas iniciativas que puedes llevar a cabo con todos ellos son las técnicas de trabajo en equipo, que por un lado ayudarán a tus compañeros a funcionar mejor entre ellos y por otro a solucionar ciertos problemas que pueden haber surgido.

1. Brainstorming

Tal vez es la técnica más conocida. Se traduce como ‘tormenta de ideas’ y su mecánica es muy sencilla. Días antes de que tenga lugar el evento, el organizador tiene que proporcionarles a los participantes la información sobre un hecho, que puede ser un problema surgido en la dinámica del trabajo. La idea es que el día que se lleve a cabo se pueda crear un clima informal para que cada participante exponga sus puntos de vista sin miedo a que estos sean descabellados. Con todas las aportaciones se llega a una conclusión.

2. El globo

La persona que desarrolla esta acción expone a los participantes el siguiente caso: una catástrofe natural acaba con la humanidad excepto con cinco personas que permanecen en el aire a bordo de un globo aerostático. Se trata de un sacerdote, una periodista de la prensa rosa, una enfermera, un asesor político, una profesor de educación primaria y una funcionaria del Instituto Nacional de Estadística. Hay que prescindir de uno de ellos porque el globo pierde aire. Los participante deben llegar al acuerdo por unanimidad, y dando los argumentos pertinentes, para decantarse por uno.

3. Debatir una noticia o una sentencia

Una de las dinámicas más sencillas y también de las más utilizadas: simplemente se trata de debatir sobre un tema de actualidad o una problemática social. Se divide a los participantes en dos grupos. Uno de ellos debe defender la postura a favor y el otro grupo en contra, y no necesariamente cada participante debe defender lo que piensa. A lo mejor uno está a favor pero le ha tocado estar en contra.

4. Romper el hielo

Si tu equipo acaba de conocerse, este es un buen comienzo. Por parejas, uno de los miembro le cuenta al otro (durante 5 minutos por ejemplo) quién es, de dónde viene, qué hace allí, cuáles son sus virtudes… Después, ya en un grupo grande, cada miembro de la pareja presenta al otro ante el resto a partir de lo que le ha contado. Ideal para fomentar el saber escuchar.

5. El centro comercial

Se trata de una dinámica de juego de roles cuyo objetivo es debatir sobre un proyecto conflictivo: la construcción de un centro comercial en una zona de bosque protegida, cerca de una pequeña ciudad sin comercio y donde sus habitantes deben desplazarse muchos kilómetros cada vez que quieren hacer compras. Cada participante hará de un personaje en el conflicto, una parte interesada, y tendrá que defender la postura de su personaje aunque no esté de acuerdo con ella. De esta dinámica hay muchas variantes, y la construcción de un centro comercial es solo una de ellas.

6. El cuchicheo

Cuando el responsable de un equipo quiera escuchar la opinión de sus componentes, nada mejor que esta técnica. Dicho responsable divide a sus trabajadores en parejas y les plantea un tema o una problemática a resolver (a todas las parejas el mismo). Dichas parejas se pondrán a cuchichear sobre el tema, y después de unos minutos expondrán al resto una conclusión consensuada.

7. El refugio nuclear

Muy parecido al del globo aerostático aunque esta vez, en vez de expulsar a alguien, hay que añadirlo. El objetivo es tomar decisiones y reflexionar sobre los prejuicios que influyeron en el resultado final. La mecánica del juego es sencilla: Nuestra ciudad se encuentra bajo la amenaza de un bombardeo y solo existe un refugio subterráneo, que solo tiene capacidad para siete personas. A los participantes se les proporciona una lista de 20 personas de las que se detalla la edad, profesión y algún rasgo de personalidad, y cada participante tendrá que conformar su equipo de siete personas que serán las que comenzarán de nuevo la vida en la Tierra. Cada participante tendrá que argumentar sus decisiones.

8. Cosas en común

Como el propio nombre indica, sirve para presentar qué cosas tenemos en común con el resto de compañeros. En grupos de cinco, hay que elegir cualidades que tengan en común los cinco miembros de cada grupo. No valen cuestiones físicas, ni de vestimenta, solo cualidades o rasgos de la personalidad, o deseos en el ámbito del trabajo. Dichos elementos comunes se apuntan y se presentan después al resto de grupos con su razonamiento correspondiente.

9. La mentira

En grupos de cuatro o cinco, cada participante deberá anotar cuatro afirmaciones sobre su persona (rasgos de personalidad, cualidades, etc.), y solo una de ellas será mentira. El resto del grupo ha de elegir de manera individual cuál es la afirmación que no es verdadera, razonándolo de manera adecuada. Una vez expuesto, comprobar quiénes han acertado o no.

10. El árbol de Navidad

Hay momentos específicos del año que se prestan a acciones de dinámica de grupo, como la Navidad y decorar el lugar de trabajo para la dichas fechas. La idea de esta dinámica es hacerlo entre todos los trabajadores. Se puede de diferentes formas. Desde una competición por equipos para ver quién decora mejor su departamento hasta una decoración conjunta mediante pruebas (hacerlo con los ojos cerrados, complicar más la actividad haciendo que algunos miembros del equipo sólo puedan ver, otros sólo puedan hablar y otros sólo puedan utilizar manos y pies…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies