8 cosas que sólo conoce quien ha trabajado de noche

El mundo de la noche es un mundo totalmente diferente al resto. Hacer vida cuando los demás duermen no es fácil y trabajar durante la noche puede ser tan traumático que provoque hasta alguna enfermedad. Pero esta vez no nos vamos a poner tan dramáticos y vamos a repasar algunas situaciones, menos graves por supuesto, que se presentan a quienes desarrollan su actividad profesional por las noches.

Personal sanitario de noche en un hospital. Sudok1 (iStock)

Personal sanitario de noche en un hospital. Sudok1 (iStock)

1. Dudas: ¿Cuándo duermo?

Lo primero que piensas cuando empiezas a trabajar de noche es exactamente cuándo vas a dormir. Se presentan dos opciones. Dormir nada más llegar de trabajar o hacerlo después de comer y levantarte justo cuando tienes que irte a trabajar (que realmente es lo que hacemos todos los que trabajamos en horario convencional.

2. Cientos de whatsapps al despertar, ni uno durante la noche

Elijas la hora que elijas para dormir, siempre te pasará lo mismo. Cuando despiertes, mirarás el móvil y verás cómo puedes llegar a tener cientos de whatsapps sin leer y no te enterarás de nada de lo que ha pasado ni de qué va la cosa. Es más, posiblemente ni los llegues a leer todos.

3. Algo de lado con el grupo de amigos

Una consecuencia de lo anterior es que como durante la mayoría de día estás durmiendo, empiezas a estar al margen de las actividades (y coñas) del grupo de amigos por lo que tendrás la sensación de estar un poco marginado y dado de lado, aunque en realidad no sea así.

4. Las noticias llegan con horas de retraso

Dormir cuando el resto del mundo está activo tiene también su lado malo, y es que te vas a enterar de la mayoría de noticias bastante más tarde que el resto. Eso sí, de las que llegan del continente americano tal vez seas tú el que se entere el primero.

5. El lío del fin de semana

Otra de las dudas que pueden asaltarte es qué hacer los fines de semana cuando no tienes que trabajar. ¿Sigues tu rutina habitual o la cambias para solo dos días? Bueno, si eres muy fiestero puedes aprovechar y mantenerla.

6. Sin vida social

Muchos trabajos con horario convencional ya son incompatibles con tener vida social, así que imagina los que sean de noche. Pues eso, que seguramente tu vida social vaya a ser escasa. Y cuando hablamos de vida social nos referimos a amigos, parejas, ligues y familia.

7. Pero sin atascos

Eso sí, vas a ir y volver de trabajo bien rápido ya que no pillarás atascos. A la ida, de noche, apenas habrá coches; y de vuelta es probable que el resto del mundo circule en sentido contrario al tuyo. Y si usas el transporte público seguramente evites las aglomeraciones típicas de la hora punta.

8. Incomprendido

Todo lo anteriormente descrito, que para ti es un auténtico tormento, será infravalorado por tu círculo más cercano, y no comprenderán lo duro y lo que condiciona trabajar de noche, por lo que hasta llegarás a sentirte incomprendido.

¿Cansado del turno de noche? En Oficina Empleo tenemos cientos de ofertas de trabajo en Barcelona con las que te librarás de él. Si lo prefieres, te descubrimos cómo empezar a trabajar en Kiabi o empresas similares. ¡Entra!

Encuentra trabajo en España:

  1. Trabajos en Madrid
  2. Trabajos en Barcelona
  3. Trabajos en Alicante
  4. Trabajos en Santa Cruz de Tenerife
  5. Trabajos en Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies