Cómo hacer una carta de Presentación

Vivimos en una sociedad y el hecho de buscar trabajo por cuenta ajena implica relacionarnos con personas y organizaciones. Una carta de presentación es un acto social de cortesía, es el saludo y presentación inicial y como tal tiene esa importancia. Generalmente ira acompañada del curriculum, bien respondiendo al anuncio de un periódico, bien en una autopresentación o como carta de agradecimiento.

Es el envoltorio del curriculum, y por el bien del historial académico y profesional, para que no caiga en saco roto, hay que cuidar los detalles de redacción y de estilo.

El objetivo es atraer la atención de la persona que la lee, de manera que considere, en una primera impresión, que el historial que presenta puede ser el idóneo para cubrir el puesto de trabajo que nos ofrece. Conviene no olvidar que la carta puede ser tan importante como el curriculum, ya que en ella no se describen conocimientos, pero sí actitudes: refleja el interés que tiene el candidato por la empresa y el puesto de trabajo que solicita, la capacidad de comunicación e incluso dejar ver una parte de su personalidad.


Al contestar un anuncio no debemos olvidar nunca que la carta que enviamos es nuestra presentación y que es acerca de ella sobre la que se va a emitir un juicio. La empresa no tiene otra forma de hacerse una idea sobre nosotros que analizando el curriculum y la carta que lo acompaña.

ESTRUCTURA DE LA CARTA

Aunque el formato de la carta puede ser el mismo o parecido, la redacción y contenidos ha de ser distinto en cada caso.

La carta de presentación tiene que tener CALIDAD, debe ser: CORTA, ORDENADA, CLARA, DIRECTA.

En términos generales debe contener: referencia, dirección, motivo, consideraciones, objetivo, despedida de cortesía, nombre, apellidos y dirección completa del remitente. Afortunadamente no existen normas rígidas para la elaboración de una carta. Esto permite la posibilidad de diferenciación entre los candidatos.

Hay que huir de las cartas sosas o vacías de contenido, elaborándolas de forma distinta para cada puesto de trabajo y para cada sistema de búsqueda de empleo. Una carta que responde a un anuncio no puede ser igual a otra que responde a un mailing. Hay que escribir en primera persona y jam6aacute;s tutear al lector, de momento desconocido.

Podemos ordenarla en tres partes: ENCABEZAMIENTO, DESARROLLO Y FINALIZACION.

 ESTILO DE REDACCIÓN

Personalizada:

Es aconsejable escribir una carta para cada puesto de trabajo solicitado, en función de los requisitos que pidan, a quien va dirigida y el tipo de empresa.

El hacerla personalizada demuestra el interés puesto y el esfuerzo realizado para recabar información sobre el destinatario.

Directa y breve:

Frases muy claras y breves. Debe ser concreta y rigurosa en la expresión. Evita servilismos inútiles y frases negativas.

PRESENTACIÓN

La presentación de la carta es tan importante como el contenido de la misma.

Comentarios
  1. laura
  2. JOSE VALIENTE JIMENEZ
  3. Eva María
  4. maria
  5. Nabil Hanna
  6. Sebastián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies