¿Debo quitar experiencia en mi CV para conseguir un trabajo?

 

La dura situación del mercado de trabajo en España en los últimos años, a pesar de una ligera recuperación en el empleo que aún está lejos de alcanzar los niveles que a todos nos gustaría, ha provocado situaciones que antes eran difícilmente imaginables. Una de ellas es la de llegar a plantearnos quitar experiencia en el currículum para poder optar a un trabajo. Y no sólo planteárnoslo sino, en muchos casos, hacerlo.

 


quitar experiencia en el currículum

Imagen de un hombre reflexionando delante del ordenador (iStock)

 

Quitar experiencia en el currículum es justo el proceso inverso a lo que tantas veces hemos hecho: inflar nuestro currículum con cosas que no hemos hecho o con capacidades que no tenemos tan desarrolladas como reflejamos en el currículum. En el blog de OficinaEmpleo os hemos recomendado en otras ocasiones no mentir en el currículum ni en las entrevistas de trabajo porque, entre otras cosas, es muy probable que nos terminen pillando antes o después.

Eso es algo que todos tenemos -o deberíamos tener- más o menos claro, pero ¿qué sucede al contrario? ¿Debo quitar experiencia en el currículum para tener más posibilidades de conseguir un trabajo? Aunque la elección deba ser personal y haya algún caso concreto en que tal vez sea conveniente, lo mejor es que no quitemos experiencia relevante en el currículum como posibles candidatos a una oferta de trabajo.

Una de las principales razones para no quitar experiencia en el currículum es que, en caso de hacerlo, nos estaríamos perjudicando a nosotros mismos y a los demás. A nosotros porque nos estamos quitando valor como profesionales; y a los demás porque, sin quererlo, estamos ayudando a que las empresas lo tengan más fácil para ofrecer unas (aún) peores condiciones de trabajo a sus empleados.

Lo mismo ocurre con la formación. También es un error quitar de nuestro currículum una carrera o grado universitario, un máster o cualquier tipo de formación relevante para no dar la sensación de que estamos “sobrecualificados” para un puesto de trabajo.

Sabemos que, por desgracia, hay muchos reclutadores de personal que descartan a los candidatos a las ofertas de empleo porque creen que están excesivamente preparados para un puesto de trabajo que no requiere tanta formación o experiencia. Pero que cometan ese error y esa injusticia no significa que también nosotros tengamos que equivocarnos y ser injustos con nosotros mismos y con los demás.

¿Qué podemos hacer para aspirar a un puesto de trabajo que, en principio, requiere un perfil profesional con menos experiencia o formación de la que tenemos? La clave está en destacar en nuestro currículum los aspectos que más nos pueden interesar para esa oferta de trabajo. Por eso es buena idea preparar varios currículos y no tener únicamente un currículum para todas las ofertas de empleo a las que queramos optar.

Si encontramos una oferta de trabajo que nos interesa y para la que pensamos que podemos estar “sobrecualificados” o tener más experiencia -como si ambas cosas fuesen malas…- de la que busca una empresa, es importante que destaquemos en nuestro currículum las experiencias profesionales y la formación más relevantes para el puesto de trabajo y que reflejemos que tenemos capacidades como las de aprendizaje, adaptación a nuevos entornos laborales y facilidad para el trabajo en equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies