¿Qué hago si mi jefe me agrega a Facebook?

Imagina la situación: estás tranquilamente viendo tu cuenta de Facebook y lo que han hecho últimamente tus amigos y ves que tienes una notificación con una invitación de amistad… de tu jefe. En ese momento se acaba la tranquilidad y empiezan las dudas. “¿Acepto o no acepto la invitación?”

Amistad en Facebook

Lo curioso es que, muy probablemente, no te haga falta imaginar esa situación porque puede que ya la hayas vivido. Y si no, puede que en alguna ocasión te hayas preguntado “¿qué hago si mi jefe me agrega a Facebook?”. Lo cierto es que no existe una respuesta válida para todos los casos, pero sí unos factores importantes que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión.

El primer aspecto que debes valorar para saber si debes aceptar o no la solicitud de amistad de tu jefe en Facebook es pensar qué relación tienes con él o con ella. Si tenéis una relación de confianza mutua -algo que no suele ser habitual- y habláis con frecuencia fuera del trabajo o de temas que no son estrictamente profesionales, lo lógico es que aceptes su petición de amistad en Facebook.

Por el contrario, si llevas poco tiempo en un trabajo o la relación que tienes con tu jefe se reduce únicamente a las cosas que tienen que ver con el trabajo, puede que lo mejor sea no agregarle a Facebook. Eso sí, explicándole -mejor si es en persona- que utilizas Facebook para asuntos personales -que, por otra parte, es la principal finalidad de su uso- y que para cuestiones profesionales usas otra red social como LinkedIn. Incluso, te puedes adelantar y ser tú quien envíe una invitación de contacto en LinkedIn.

De esa forma evitarás que, sin que tu jefe deba molestarse porque no aceptas su solicitud de amistad de Facebook, que pueda ver las fotografías y los mensajes personales que publicas en tu muro de Facebook y las fotos en las que te pueden etiquetar tus amigos y que no te interesa que vea tu jefe.

Hay otras opciones que puedes seguir si tu jefe quiere que seáis amigos en Facebook, pero no te las recomendamos. Una de ellas es aceptar su solicitud de amistad y, pasado un tiempo, borrarle como amigo. Y otra es hacer como que no te has dado cuenta de que te ha enviado una solicitud de amistad en Facebook.

Como excusa podría valer para ese mismo día o, como  mucho, para unos días después, pero lo único que harías de esa forma sería retrasar la decisión. Así que lo mejor, como (casi) siempre, es ir de cara y explicarle por qué prefieres no aceptar su solicitud si no quieres que tu jefe tenga acceso a tu vida privada ni tener algún problema en el futuro.

Si tu jefe y tu tenéis vuestras diferencias y quieres cambiar de trabajo, en Oficina Empleo tenemos miles de ofertas que pueden interesarte como trabajar en Comercial de Ventas , o necesitas un cambio de aires, también tenemos una selección por zonas geográficas como trabajar en Córdoba, Ávila o Barcelona y muchos destinos más.
Encuentra trabajo en tu provincia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies