¿Por qué nos cuesta más ir a trabajar los lunes?

 

No hay muchas cosas en las que prácticamente todos podamos estar de acuerdo, ni en la vida en general ni el trabajo en particular. Pero ya que hablamos de trabajo (también lo podemos aplicar a los estudios), hay algo en lo que seguro que coincidimos casi todos: que el lunes no es nuestro día favorito de la semana -y menos aún para los seguidores del programa Operación Triunfo ahora que las galas de los lunes han terminado-.

Los lunes, sobre todo por las mañanas, nos cuesta más hacer las cosas, ya sea trabajar, estudiar, buscar empleo o hacer las tareas domésticas. Y, mientras después cumplamos con nuestras obligaciones con profesionalidad, no tenemos por qué sentirnos culpables por despertarnos los lunes con pocas ganas de hacer cosas. Al fin y al cabo, detrás de esa pereza propia de los lunes hay una explicación.

trabajar los lunes

Los lunes nos suele costar coger el ritmo de la semana (iStock)

Si nos cuesta más ir a trabajar los lunes que cualquier otro día de la semana no es sólo porque se haya terminado el fin de semana y porque el siguiente quede más lejos que cualquier otro día. También nos cuesta más porque probablemente hayamos cambiado nuestros hábitos de sueño y nuestros horarios durante el fin de semana y el lunes tengamos que volver a retomarlos. Y aunque sólo hayan pasado dos días y el cambio no haya sido drástico, tiene su efecto en nosotros, como cuando cambian la hora.

El cambio de hora no es en sí mismo muy grande, pero lo acusamos durante los siguientes días, sobre todo cuando toca adelantar el reloj una hora en lugar de atrasarlo. Después de un fin  de semana “normal”, sin cambios de hora, sucede algo parecido.

Nuestra mente ha desconectado -al menos, debería haberlo hecho- durante el fin de semana de las preocupaciones del trabajo y del estrés laboral y el lunes por la mañana, cuando tiene que volver a ponerse en modo “laboral”, cuesta recuperar la capacidad de concentración y coger el ritmo que normalmente tenemos a mitad de semana -te recomendamos que leas este artículo del blog de Oficina Empleo con los 5 requisitos para tener una semana súper productiva y este otro artículo sobre cuál es la la mejor hora para tener una entrevista de trabajo-.

Otra razón por la que nos cuesta más trabajar los lunes es porque, con bastante probabilidad, se trate del día de la semana en el que menos vida social tenemos. Muchos de nuestros planes de ocio están más orientados al fin de semana o, al menos, a partir de los jueves. Puede que un lunes no sólo seamos nosotros mismos los que tenemos menos ganas de sociabilizarnos (y puede que también menos disponibilidad), sino también los demás.

Incluir algún plan, por sencillo que sea, para los lunes puede ayudarnos a encontrar la motivación que nos falta un lunes por la mañana. Por ejemplo, practicar algún deporte, quedar para ir al cine, quedar con algún amigo, ir a clase de alguna actividad que nos guste o, al menos, pensar en la serie que queremos ver cuando lleguemos a casa o en el libro que queremos seguir leyendo cuando terminemos nuestra jornada laboral. Con eso y acostándonos antes el domingo por la noche, los lunes seguirán siendo lunes, pero puede que un poco menos para nosotros…

En Oficina Empleo tenemos cientos de procesos de selección con los que empezar a trabajar en Limpieza y Servicios Urbanos o en el sector que se adapte a ti. Si lo prefieres, puedes descubrir en nuestro Blog cómo trabajar en Murcia y muchas más empresas ¡Mira!

Encuentra trabajo en tu provincia:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies