El 35% de los españoles lleva más de 10 años en su trabajo

Los empleados españoles muestran una gran fidelidad hacia las organizaciones a las que pertenecen, muy por encima de la media, ya que actualmente la relación en tiempo entre empleador y empleado no suele llegar a los cinco años.

Las sociedades y hábitos cambian con el tiempo y de igual modo ocurre en el ámbito laboral. Dos generaciones atrás lo normal era empezar desde joven en una misma empresa y con el tiempo ir ascendiendo y hacer carrera en la misma. Actualmente esto ha cambiado radicalmente y la realidad ahora es el cambio constante de trabajo en busca de mejoras y retos profesionales. Así mientras que antes se hacía carrera en la misma empresa, hoy lo máximo que se suele estar en el mismo puesto es de unos cinco años aproximadamente.

En 2010 la proporción de españoles que llevaba más de una década en su empleo era del 50%, pero a pesar de este marcado descenso (actualmente son un 35%), España sigue obteniendo en esta materia una de las cifras más altas de Europa, ya que sólo es superada por países como Alemania (45%), Francia (43%), Bélgica (42%) o Italia, que cuenta con un 41% de profesionales con más de diez años en su actual puesto de trabajo. En el lado opuesto se ubican por este orden Dinamarca (31%), Polonia (31%), Gran Bretaña (28%) y Grecia (27%).

En el caso español, se puede buscar una explicación a esta “lealtad” en hechos como que algunas empresas como Nestlé, Siemens, Bayer o REE (que mantienen plantillas con una antigüedad superior a los diez años) tienen en la formación, la comunicación, la movilidad horizontal e internacional y los planes específicos de promoción profesional sus verdaderos secretos para combatir la rutina laboral y mantener la fidelidad de sus empleados.

Muchos son los analistas y expertos que aseguran que lo normal es que se cambie de trabajo a lo largo de la vida laboral. La mayoría estiman que el número de cambios es 7, mientras que otros afirman que girará en torno a 10,5 las veces que los trabajadores vivirán un cambio laboral a lo largo de su carrera.

Lo mismo ocurre en las organizaciones, muchos optan por la fidelidad como valor seguro mientras que otras valoran la movilidad anterior de sus empleados porque los consideran proactivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *