Las expresiones que te hacen quedar como un tonto en la oficina

¿Cómo hemos de comportarnos en el trabajo? Bien, está claro que este aspecto es muy importante a la hora de ganarnos el respeto profesional (y también personal) de nuestros compañeros. Dicho modo de comportamiento es evidente que estará sujeto a cambios ya que no es lo mismo cuando entramos de nuevas que cuando ya llevamos algo más de tiempo.

frases_dentro

Sea como sea, tal y como decimos, se trata de un elemento al que debemos prestar especial cuidado: una frase mal elegida, una salida de tono o una mala elección pueden dinamitar nuestra reputación.

1. No lo sé / No tengo ni idea

Una vez puede pasar, pero si eres de los que contesta con estas expresiones frecuentemente, estarás perdiendo crédito a pasos agigantados. Si tienes un puesto de trabajo porque estás capacitado para desarrollarlo, no puedes no saber algo relativo al mismo porque demostrarás precisamente lo contrario. Al final alguien acabará preguntándose: “¿Para qué lo hemos contratado si nunca sabe nada?”.

2. No tengo tiempo / No me da la vida

Al igual que con las expresiones anteriores, puede pasar que una vez puedas no tener tiempo para hacer algo. Sin embargo, si esto ocurre muy a menudo, empezarás a labrarte fama de desorganizado. Si es así, háztelo mirar. Casi es preferible indicar que “el trabajo está a punto de concluirse” o que “estará en breve” o cualquier fórmula similar.

3. A ver si nos reunimos

Cualquier fórmula que comience por un “a ver si…” suele sembrar dudas. Muchas. Y más si después de soltarla, no se cumple. Al final este tipo de frases suenan como si quisiéramos eludir nuestras responsabilidades. “Vaaaaale, venga, ya nos reuniremos”. Suena en plan: “Venga, sí, callaos ya, ya nos reuniremos”, y mientras tú por dentro sabes que no lo vas a hacer o, al menos, no es una prioridad para ti.

4. Se lo preguntaré a mi jefe

Está claro que hay decisiones que solo pueden tomar tus responsables, pero tampoco hace falta decírselo así tan a las claras a tu interlocutor. Si lo haces así, demostrarás que no eres resolutivo y te mostrarás como alguien sumiso. No estamos diciendo que tomes decisiones por tu cuenta o riesgo, sino que cambies de fórmula. En vez de decir que lo vas a preguntar, simplemente di que lo estáis estudiando y que darás una respuesta en cuanto se llegue a una conclusión. Así ganarás tiempo y podrás consultarlo con tu jefe sin que el interlocutor se entere porque al final es algo que no debe interesarle.

5. ¿Esto está bien?

Está claro que el trabajo que realizas debe tener la aprobación y la supervisión de tu jefe, pero tampoco es necesario que andes preguntándole continuamente si lo que haces está bien porque dará la impresión de inseguridad (muy parecido a lo que explicábamos con las expresiones anteriores). Tampoco da buena impresión si te preguntas eso de los trabajos del resto de compañeros, porque parecerá que los estás poniendo en duda. Mejor usar otras fórmulas como “lo estudiaré y seguro que me ayudará”.

6. ¡Cuidado con el exceso de confianza!

Estamos trabajando, no tomando cañas con los amigos. Por eso se hace necesario que elimines ciertas fórmulas de ‘colegueo’ a la hora de dirigirte a clientes, superiores o similares en el ámbito laboral. Por ejemplo, a la hora de presentarte debes hacerlo con tu nombre real (no diminutivo o apodo) y al menos tu primer apellido, seguido de tu cargo en la empresa.

7. Presta atención a tu cargo

Terminábamos el punto anterior con una referencia a tu cargo en la empresa. Es también importante, sobre todo si a la hora de presentarte a tu interlocutor, éste tiene un cargo superior al tuyo. Así, se recomienda que al presentarte omitas tu cargo exacto y en su lugar hagas referencia al departamento en el que trabajas o simplemente tu empresa. La idea es que no des sensación de inferioridad.

8. No abuses del egocentrismo

En el trabajo sois un equipo, por lo que aludir continuamente a ti mismo (“yo he hecho esto”; “yo he acabado lo otro”…) demuestra tener poco espíritu de compañerismo.

Comentarios
  1. julia
  2. Consultor

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *