¿Por qué hablamos menos con nuestros compañeros de trabajo?

Hablar de compañeros de trabajo en ocasiones es una forma muy generosa de referirse a otro empleado de la misma empresa. Por diferentes razones, algunas aún ni se conocen, en la última década y coincidiendo con la crisis financiera, los departamentos se han ido separando cada vez más en las empresas. La competitividad ha crecido exponencialmente entre empleados y, como consecuencia, las relaciones se han ido haciendo menos cercanas y más suspicaces.

Flickr

Flickr

El crecimiento de muchas empresas en número de empleados también es un factor a tener en cuenta en este fenómeno que algunos expertos llaman “efecto silo”, que básicamente consiste en aislarnos no ya sólo físicamente en nuestros cubículos, sino también mentalmente, en ocasiones hasta el punto de ser incapaces de mantener conversaciones reales en la máquina del café o similar.

Ya hay desde hace un tiempo empresas que se han puesto manos a la obra para evitar que este fenómeno afecte tanto a sus empleados y, por extensión, a la empresa. Así, es cada vez más normal la contratación de los servicios de coaching ejecutivo de profesionales que establecen dinámicas de grupo para ayudar a estrechar lazos entre compañeros de trabajo.

Empresas como Facebook, además, crean a menudo grupos de trabajo entre empleados de diferentes departamentos para favorecer el mejor conocimiento del trabajo de los demás y sus edificios están diseñados para que obligatoriamente las personas tengan que cruzarse constantemente y así socializar.

livingdot.com

livingdot.com

Frente a toda esta situación se encuentran casos radicalmente distintos en los que la compenetración entre compañeros es tal que sorprenden algunas muestras de solidaridad. Hace poco se supo que los compañeros de un ciudadano francés, padre de una niña de cinco años enferma de cáncer, le cedieron entre todos 365 días de sus propias vacaciones para que pudiera encargarse del cuidado de su hija. Es cierto que es algo poco común, pero demuestra que no en todas las empresas la brecha entre compañeros se ha abierto tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *