Pros y contras de haber ido de Erasmus para que te contraten

Guía de ayudas y subvenciones disponibles en España en 2019
Descarga tu guía GRATIS

Lo normal es pensar que las empresas valoran especialmente a los candidatos a un puesto de trabajo que han estudiado en el extranjero con una beca Erasmus. Y puede que en la mayoría de los casos sea así, pero no en todos porque hay empresarios y reclutadores de personal que piensan, como algunos padres, que irse de Erasmus sólo es sinónimo de fiesta y diversión. Tener una experiencia con una beca Erasmus tiene, sin duda, más ventajas que inconvenientes a la hora de que te contraten en un trabajo. Estas son algunas de ellas:

Irse de Erasmus tiene más ventajas que inconvenientes para encontrar trabajo (iStock)

 

Ventajas

  • Dominio de otro idioma. En función del país en el que hayas residido durante un tiempo gracias a tu beca Erasmus, habrás conseguido una soltura al hablar en inglés, francés, italiano o alemán que será muy valorada por las empresas que estudien tu perfil.
  • Capacidad de adaptación. Si has vivido durante un tiempo en otro país significa que, en mayor o menor medida, te has adaptado a la vida en ese lugar y a sus costumbres y, por lo tanto, te será fácil adaptarte a un nuevo entorno en el ámbito laboral.
  • Mayor madurez. Por desgracia, es habitual que los empresarios consideren la juventud de un candidato como un factor negativo para su contratación. Si has completado una estancia como Erasmus, puede que sea más fácil que cambien su visión porque verán que esa experiencia seguro que te habrá ayudado a madurar.
  • Destacarás sobre el resto de candidatos. Si has tenido una experiencia como estudiante de Erasmus o similar, no te olvides de reflejarla en tu currículum y, si lo estimas oportuno, en tu carta de presentación. De esa forma, conseguirás destacar sobre el resto de candidatos que no cuenten con esa experiencia.

Desventajas

  • Que piensen que no vas a permanecer mucho tiempo en la empresa. Haber ido de Erasmus es una señal de que eres una persona con inquietudes. Sin embargo, esa señal puede ser malinterpretada por algún reclutador de personal que piense que será difícil que estés comprometido con la empresa y que será fácil que quieras cambiar de empresa.
  • Que crean que tu formación no es la adecuada. Aún son muchas las personas que piensan que a un estudiante de Erasmus le regalan el aprobado por el simple hecho de estudiar en otro idioma y en otro país y que su nivel académico es inferior al de otro candidato que haya completado sus estudios en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *