5 beneficios de no tener el mismo turno que tu pareja

[su_button url=”http://jobs.oficinaempleo.com/registro?origen=ORG-contentbutton &utm_source=OE&utm_medium=boton_registro&utm_content=homepage&utm_campaign=organic” style=”flat” background=”#ec7d0c” size=”8″ center=”yes” icon=”icon: arrow-circle-right”]Regístrate gratis en OficinaEmpleo[/su_button][su_spacer size=”30″]
Cuando comienzas una nueva vida en pareja, parece que el escenario ideal es el de que ambos cónyuges tengan el mismo turno de trabajo. Es decir, que ambos trabajen de tarde o de mañana, que tengan el mismo horario, vamos. Sin embargo, la realidad puede ser otra bien distinta y por tanto que los dos miembros de la pareja tengan turnos diferentes y que apenas puedan compartir su tiempo durante la semana. Esta circunstancia, que sería vista como negativa por cualquier persona, tiene su lectura positiva. Vamos a verla.

Pareja pasando el fin de semana juntos (iStock)

Pareja pasando el fin de semana juntos (iStock)

1. Menor desgaste de la pareja.

Para muchos, verse poco tiempo puede ser un inconveniente pero, demos la vuelta a la tortilla. Si cada uno trabaja en un turno diferente, la pareja estará menos gastada, y el tiempo que hay para pasar en común se disfrutará más.

2. Facilidad para hacer trámites.

Que uno de los dos miembros de la pareja tenga las mañanas libres puede ser una muy buena ocasión para que los trámites que se tengan que hacer por la mañana (que pueden ser muchos) se hagan sin ningún problema.

3. Cierta conciliación.

Para poder atender a los hijos, en el caso de que se tengan, lo de trabajar a turnos diferentes puede ser bueno ya que uno de ellos los puede llevar al colegio y el otro recogerlos por la tarde, conciliando así en cierto modo la vida laboral y familiar.

4. Ser más independiente.

El no poder disfrutar de la pareja durante la semana hace que sus miembros sean algo más independientes, y eso puede llegar a ser positivo en una pareja, que ambos tengan su espacio para practicar sus aficiones por ejemplo sin preocuparse por si tu pareja las comparte o no.

5. Tener que pedir menos permisos en el trabajo.

Si por ejemplo tu hijo se pone malo, sabes que uno de los cónyuges va a poder atenderlo, uno por la mañana y uno por la tarde. E igual que con esta contingencia, con otras parecidas. Eso supone que no vas a tener que pedir en el trabajo días o irte antes por alguna circunstancia.

En Oficina Empleo tenemos cientos de procesos de selección con los que empezar a trabajar Limpieza y Servicios urbanos o en el sector que se adapte a ti. Si lo prefieres, puedes descubrir en nuestro Blog cómo trabajar en Cuenca y muchas más empresas ¡Mira!

Encuentra trabajo en tu provincia:

[su_button url=”http://jobs.oficinaempleo.com/registro?origen=ORG-contentbutton &utm_source=OE&utm_medium=boton_registro&utm_content=homepage&utm_campaign=organic” style=”flat” background=”#ec7d0c” size=”8″ center=”yes” icon=”icon: arrow-circle-right”]Regístrate gratis en OficinaEmpleo[/su_button][su_spacer size=”30″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *