5 consejos para elegir bien la fotografía de tu CV

Cuando un CV llega al responsable de alguna empresa, la única imagen que tiene de ti es la pequeña foto que viene en dicho documento, así que no hace falta incidir en la importancia que esa imagen tiene. La debes cuidar como a una extensión de ti. Te decimos cómo elegir la fotografía de tu CV.

 

Tener un buen CV es fundamental en tu búsqueda de empleo (istock)

Tener un buen CV es fundamental en tu búsqueda de empleo (istock)

 

1. Luz y contexto

No es cuestión de que te pongas en manos del mejor fotógrafo del mundo, no. Pero de ahí a hacerte un selfie hay un mundo. Nos referimos a que tienes que cuidar los detalles como la luz. Hacerte una foto con flash puede dejarte la cara pálida así que lo mejor es hacerla con la mayor luz natural posible.

Una foto que tenga un contraste y un color equilibrados, ajustados a la realidad. Respecto al fondo, lo mejor es que sea lo más neutro posible. En la fotografía de tu CV no debería aparecer detrás una playa, por ejemplo. Un foto blanco, o de un color azul clarito puede estar bien.

2. Ropa

Vas a pedir trabajo, no a participar en Gran Germano. Eso significa que la poca ropa que se vea de ti tiene que ser adecuada. Para chicos, lo mejor es una camisa de vestir. No hace falta que os pongáis corbata y americana, se puede dar la misma sensación de seriedad con una simple camisa de vestir.

Para ellas, una blusa que no sea escotada, y olvídate de los tirantes por supuesto. También hay que cuidar el peinado. No hace falta que lleves un tocado porque vas a pedir un trabajo, no de madrina de boda. Es muy fácil: ¿cómo te vestirías y te peinarías para ir a una entrevista? Pues en la foto, igual.

3. Sonrisa leve

¿Qué expresión debemos poner? Pues obviamente ni estamos de funeral ni estamos en las fiestas del pueblo. Lo ideal es poner lo que se conoce como ‘sonrisa telefónica’ o sonrisa leve. Vamos a intentar que sea lo más natural posible, que salga sola, no forzándola.

4. Trasmitir sensaciones

Muy unido a lo anterior, la foto no puede ser ‘aséptica’. Tiene que trasmitir algo, en este caso valores. Y tú dirás que es imposible que algo tan pequeño y limitado pueda trasmitirlos, pero se puede. Y se puede cumpliendo con lo anterior y sabiendo cuando te estás haciendo la foto que esa foto va a tu CV y por eso tienes que comerte el mundo. Que la persona que vea tu cara se convenza de que quieres el trabajo.

5. ¡Actualidad!

Los años pasan para todos, también para la foto de tu CV. Y no hay margen de engaño porque en tu CV viene la fecha de nacimiento. Da muy mala imagen que la persona que lo lea, compruebe que tienes 45 años y en la foto estés hecho un veinteañero. Así que ya sabes, actualiza. Sobre todo también adaptándolo a los cambios de imagen que todos vamos adquiriendo.

Y ahora que ya sabrías elegir la fotografía de tu CV, ya puedes enviarlo a los cientos de procesos de selección que tenemos publicados en Oficina Empleo para trabajar en limpieza o el sector que más se adapte a tu perfil. Por otro lado, puedes descubrir cómo trabajar en Colgate o Coca-Cola, entre otras empresas. ¡Entra!

Comentarios
  1. Juan
  2. Marcos
  3. Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *