5 trucos que debes conocer si eres madre trabajadora

Guía de ayudas y subvenciones disponibles en España en 2019
Descarga tu guía GRATIS

Si eres madre y tienes un empleo -trabajo ya tienes sólo por ser madre de un niño pequeño aunque no estés trabajando fuera de casa- sabes mejor que nadie lo difícil que es llegar a todo cada día y casi a cada hora.

Estos 5 trucos que debes conocer si eres madre trabajadora pueden serte de ayuda para “salir indemne” del desafío y el sacrificio que supone ser madre y trabajar:

Presta atención a estos trucos si eres madre trabajadora (iStock)

  • Planificar la semana. Las madres, y en general las mujeres tengan o no hijos, tienen una habilidad especial para organizarse. Sólo que esa organización es más difícil cuantos más hijos se tienen porque hay que pensar por y para más de uno. Aunque tengas buena memoria, planificar toda la semana -incluidos los fines de semana- en una agenda o en una aplicación móvil es una ayuda fundamental no sólo para no olvidarte de nada, sino también para reducir el nivel de estrés por llegar a todo.
  • Saber delegar. Muchas veces las madres se ocupan de demasiadas cosas relacionadas con sus hijos y con la casa, en unos casos por la falta de colaboración de sus parejas y en otros porque prefieren no delegar tareas que competen a los dos. Saber delegar y compartir responsabilidades con el padre es lo mejor para todos.
  • Dormir lo necesario. Como casi todos, éste es un consejo más fácil de dar que de cumplir, sobre todo si los hijos son pequeños y se despiertan varias veces durante la noche. Pero dormir entre 7 y 8 horas, siempre que sea posible, te permitirá afrontar el siguiente día con más fuerza y no acumular el cansancio habitual de las madres con hijos pequeños.
  • Adelantar los horarios. Los hábitos horarios son importantes para todos, pero más aún cuando se tienen hijos. Lo primero, por ellos, que necesitan especialmente unos horarios de comidas y de sueño adecuados, pero también por los padres y madres. Si bañamos tarde a los niños, cenarán también tarde y se irán a la cama aún más tarde. Así que un buen truco es adelantar en la medida de lo posible los horarios en casa, especialmente por la noche, para ganar en descanso.
  • Sacar tiempo para ti. Ser madre y trabajar fuera de casa reduce al mínimo el tiempo libre disponible, pero siempre que sea posible hay que intentar sacar algo de tiempo para dedicarlo a uno mismo, en este caso para una misma, y despejar la mente por un rato de los problemas del día a día con algún tipo de actividad física y con alguna afición. Aunque ya sabemos que no te hace falta que te digamos lo difícil que es eso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *