6 cualidades que te perjudican en una entrevista

Guía definitiva para entender una nómina
DESCÁRGATE YAGuía definitiva para entender una nómina

Hay que admitir que en una entrevista de trabajo nos tenemos que ‘currar’ nuestra mejor versión, de vendernos de la mejor manera posible. Y eso pasa muchas veces por ocultar algunas cualidades que lo son en muchos ámbitos de nuestra vida pero que, llegada una entrevista de trabajo, es posible que nos perjudiquen. Te ponemos 6 ejemplos.

Entrevista de trabajo. AndreyPopov (iStock)

Entrevista de trabajo. AndreyPopov (iStock)

1. El movimiento, andando.

Desde luego, si hay una cosa que debes demostrar a tu entrevistador es de aquello de lo que presumes. Y date prisa porque tienes poco tiempo para ello. Todas esas cualidades que parecen positivas, como la proactividad, debes demostrarlas al menos con ejemplos en anteriores trabajos, o incluso con proyectos que puedas tener en tu cabeza para la nueva empresa. Pero lo que no te beneficiará es decir que eres proactivo y no indicar cómo.

2. Demasiada verborrea.

Bien, para muchas situaciones, tener don de palabra y verborrea es una gran cualidad pero no hay que abrumar a tu entrevistador con excesos. Todo en su justa medida porque si no es así, acabarás descartado posiblemente.

3. Orgullo.

Bien, en muchos ámbitos de la vida, en muchas circunstancias de lo personal, la arrogancia y el orgullo pueden ser una cualidad pero no en un proceso de búsqueda de empleo. Nadie duda de que no seas bueno en tu trabajo pero tampoco hay que cebarse en ello. Y si lo dices, demuéstralo.

4. Exceso de conocimiento.

En este caso también apelamos a la humildad. Los tiempos de empollón y sabelotodo en el colegio ya han acabado así que vuelve a la realidad y durante la entrevista no hace falta que presumas de que todo lo sabes, porque ese tipo de perfiles suelen no gustar.

5. Demasiado prudente.

Sí… una cosa es ser prudente y otra muy distinta es ser demasiado complaciente. No hace falta responder todo de manera afirmativa porque a tu entrevistador no le va a gustar. Como decíamos antes, todo en su justa medida, y es posible que un debate con él sea positivo, siempre de manera educada por supuesto.

6. Ambiente ‘festivo’

Está claro que a todos nos gusta un ambiente de trabajo lo más relajado y desinhibido posible, y seguramente con el paso del tiempo lo conseguirás, pero en la entrevista de trabajo tienes que dar otra cara, la de ser lo más profesional posible (que seguro que lo eres) y que podrá ser compatible con ese ambiente relajado del futuro próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *