7 claves para crear tu marca personal

7 claves para crear tu marca personal (iStock)

7 claves para crear tu marca personal (iStock)

¿Tienes una idea o producto con el que llevas tiempo dándole vueltas pero no sabes cómo explotar? Sabemos que no es algo fácil y que el mercado es muy competitivo, pero en verdad, es el mejor momento para sacar a flote tu marca personal, y es que con el auge que están teniendo las redes sociales y el mundo del marketing digital, esto te facilita bastante las cosas, aunque no te aseguramos que sea un éxito. No obstante, antes de hacerlo debes tener claro qué es lo que piensas hacer y ¡lo más importante! Que se salga de lo común y típico, ya que ahora todo está muy visto y no nos sorprendemos tanto ante la novedad, debes pensar en algo original y creativo que distinga tu marca de la competencia.

¿Sabes más o menos lo que quieres hacer? ¡Pues vamos a por ello! Comencemos con los 7 pasos que debes tener en cuenta antes de empezar:

  • Lo primero, ¿Sabes qué es una Marca Personal? Esta expresión proviene del término en inglés Personal Branding, que significa aprender a posicionarte como un experto en algo, ser un referente, que cuando piensen en ti y en tu marca lo asocien automáticamente como una profesión, lo que implica aprender a vender lo que haces, no lo que eres. A lo largo de la historia nos hemos topado con numerosos ejemplos de branding personal como Leonardo Da Vinci, Marilyn Monroe o Steve Jobs que con su personalidad y su talento consiguieron destacar, cada uno en su campo. Cuando tú pienses en tu branding personal, debes pensar en qué es lo que lo define para hacerlo diferente. Además tener tu propia marca personal te da la posibilidad, en caso de que te vaya bien, de poder vivir de ello y haciendo lo que te gusta, pero no es tan fácil, por ello hay que saber gestionarlo bien.

 

  • Conocer el entorno digital actual. Actualmente, para poder vender tu producto, no vas a ningún lado sin tener tu negocio online, por lo menos una parte de él, ya que sin tu página web o blog, pierdes a gran parte de tu público potencial, además de que tienes posibilidades de negocio que no puedes utilizar en el negocio offline. Con tu página web, blog y Redes Sociales puedes acceder a tus clientes de una forma más cercana y bidireccional (tú contactas con el cliente y a su vez él puede hacerlo contigo). Te recomendamos que cuando tengas claro de qué se va a tratar tu marca, diseñes tu propio dominio .es o .com y que tenga tu nombre y apellidos y una vez que lo tengas, te apoyarás también en un blog (del que te hablamos en otro punto).

 

  •  Potenciarte a ti mismo: debes tener claro qué es lo que te gusta y lo qué se te da bien y por qué estás dispuesto a vender tu marca o producto. Te aconsejamos que te marques unos objetivos que sean factibles relacionados con lo que puedes llegar a conseguir (¿Estaría dispuesto a trabajar sin cobrar por algo que me gusta? ¿Cómo llevaría la fama en caso de tener éxito? ,etc). Si no eres capaz de plantearte preguntas como éstas aun menos serás capaz de diseñar tu propia estrategia de marketing, por ello, antes de todo eso, debes llevar tu marca al campo que mejor se te dé y con el que disfrutes como si fueras un niño, ya que si te sumerges en un sector sobre el que no tienes demasiada idea, las posibilidades de éxito son bastante reducidas. No obstante, si tu idea es sumergirte en algo nuevo que hasta ahora no conocías (por ejemplo el caso de personas que no están nada puestas en el mundo del entorno digital) te aconsejamos que antes de comenzar por este mundillo te prepares bien, apúntate a cursos, ve a charlas y conoce a gente que te pueda ayudar y aconsejar. Ponte una meta final hacia la que poder enfocarte desde el principio, para no desviarte (¿En qué quiero ser experto? ¿En qué quiero especializarme? ¿Dónde me gustaría verme en el futuro?).

 

  •  Centrarte en un nicho de mercado. Una vez que tienes claro qué es lo que tú sabes hacer y se te da bien, debes escoger el sector laboral que mejor se adapte a ello, te recomendamos que no sea demasiado amplio, ya que al estar empezando no conviene enfrentarse a grandes competidores, sí que es cierto que puedes tener más posibilidades de triunfar, pero también es más complicado. Conoce a futuros contactos del mundillo y date a conocer con el primer paso, crea tarjetas personales con tu nombre y apellidos, el nombre de tu empresa y datos de contacto y repártelo a todos los que puedan interesarle.

 

  •   Definir una estrategia. Te estás dando a conocer ¿y ahora qué? Debes pensar en qué es lo que puedes ofrecer de tu negocio a posibles compradores, lo más importante es que sea: útil, fiable y visible. Para que sea útil al cliente debe ahorrarle tiempo y dinero, porque si no, puede hacerlo él mismo. Debes tener cuidado con qué imagen quieres dar, una cosa es como eres tú y otra cosa es la personalidad que quieres otorgarle a tu marca, pero hay que tener cuidado porque tú puedes pretender una cosa y que tu marca acabe pareciendo lo contrario, esta es la tarea más difícil del Branding Personal. Cómo te hemos comentado en los puntos anteriores, debes crearte un dominio y Redes Sociales que puedan relacionarse con tu negocio, cuando lo hagas, procura que todas ellas lleven tu nombre y apellidos, así será más fácil encontrarte en internet. También debes invertir cierto tiempo a investigar a tu competencia más directa, descubre cómo lo hicieron ellos para destacar e impulsarse y utiliza eso como inspiración para tu estrategia.

 

  • Cuida tus herramientas 2.0. Como ya te hemos repetido unas cuantas veces… ¡No crees una marca si no va a tener parte de su negocio online! Una vez claro esto, tenemos que pensar cuáles son las herramientas más adecuadas para ello, ya que generarte un perfil en cada red social es una pérdida de tiempo, porque no tendrías tiempo de gestionar cada una de ellas, por ello, aunque no sabemos de qué trata tu negocio, te aconsejamos las 3 más importantes en el mundo laboral. Blog profesional: siempre que esté con tu nombre y apellidos ya que si un reclutador o un posible cliente te busca en Google (que es lo que siempre hacen antes de contratar o hacer entrevistas) tu blog aparecerá en los primeros puestos y eso siempre será un buen comienzo. Linkedin: es la red profesional por excelencia, con la que podrás poner en práctica el networking (contactos con gente de tu sector). Podrás publicar contenido de tu web o blog, participar en debates de grupo, seguir a perfiles similares al tuyo, etc. Twitter: es la red social más dinámica de todas, debes colocarte una foto de fondo de tu branding personal (nada de fotos con los amigos, no es el sitio), describir tu perfil con palabras clave por las que quieres que te busquen (Ejemplo, si manejas las redes sociales podrán ser “community manager”, “social media”, “marketing online”, etc), que el 80% de las noticias que publiques sean de tu blog y el 30% de otras empresas a las que sigues (pero siempre nombrando la fuente) e intenta hacerte un planning de las horas y días en los que quieres publicar algo.

 

  •  Ser paciente y creer en tu marca. Es muy probable que tardes algunos meses en ver algún resultado pero es normal, no te preocupes debes ser paciente y confiar en tu marca, es un trabajo de pequeños pasos pero es un trabajo por y para ti.

Si este contenido te ha parecido interesante puedes registrarte en Oficina Empleo y recibir nuestra newsletter y alertas de empleo.

Comentarios
  1. Eugenio Rojas Trujillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *