Así debes redactar el email en el que solicitas empleo

 

Entre los propósitos para el nuevo año siempre hay alguno relacionado con el trabajo. Al menos, estaría bien que fuera así, aunque sólo sea el de mantener nuestro puesto de empleo. Aunque los datos del paro hayan mejorado en 2017, con 290.193 desempleados menos, lo cierto es que aún hay 3.412.781 personas en España que comparten el objetivo de encontrar trabajo. Es el número de desempleados más bajo desde 2008 pero, aun así, sigue siendo muy elevado.

email para solicitar empleo

El currículum debe ir acompañado de un texto de presentación en el correo electrónico (iStock)

Para tener más posibilidades de encontrar trabajo en 2018, con el cambio de año podemos revisar el método utilizado para buscar empleo y plantearnos cómo podemos mejorarlo. En este caso vamos a fijarnos en cómo debemos redactar el email para solicitar empleo.

De entrada, lo primero que tenemos que tener claro es que no podemos enviar el currículum sin más a una empresa y menos aún si se trata de una autocandidatura y no de un proceso de selección de personal que haya abierto la empresa.

El currículum que enviamos por correo electrónico debe ir acompañado de unas líneas de texto a modo de carta de presentación -también la podemos adjuntar junto a nuestro currículum en el correo electrónico- en las que nos presentemos brevemente y expliquemos nuestra motivación para el puesto de trabajo ofertado o nuestro interés por trabajar para esa empresa.

Es importante resaltar que lo que queremos es trabajar en “esa” empresa y no en cualquier otra. La persona que lea nuestro currículum no puede tener la sensación de que estamos enviando el mismo currículum y el mismo texto de presentación a todas las empresas para ver si alguna nos llama. Por eso debemos personalizar el email para solicitar empleo dirigiéndonos a la persona adecuada -si conocemos su nombre- o al departamento correspondiente -normalmente, de Recursos Humanos- de esa empresa. Así captaremos mejor su atención y demostraremos nuestro interés.

A continuación nos presentaremos brevemente indicando nuestro nombre y nuestro área profesional para que la persona que lea nuestro email nos ubique rápidamente. Después es frecuente que cometamos el error de repetir la misma información que incluimos en nuestro currículum. Nuestro objetivo con el texto del email para solicitar empleo es despertar la curiosidad o el interés del receptor por leer nuestro currículum y eso es algo que difícilmente conseguiremos con un correo largo en el que contemos lo que hemos hecho en cada trabajo que hemos tenido.

Si ya tenemos experiencia laboral, en el correo electrónico podemos mencionar algunas de las empresas en las que hemos trabajado y funciones que hemos desarrollado. Se trata de mencionar (sin entrar en detalle) algunas de las que creemos que más pueden interesar a la empresa y, en su representación, al reclutador de personal.

Para finalizar el email para solicitar empleo -que sólo debe constar de unas líneas y debe tener las ideas separadas por párrafos y espacios para mayor claridad y facilidad de lectura para el receptor-, debemos mostrar nuestra motivación para trabajar en esa empresa -y más aún si todavía no tenemos experiencia laboral con la que apoyar nuestra candidatura- y hacer una llamada a la acción de forma educada.

Es decir, se trata de “invitar” a la persona que abra nuestro correo electrónico a contestarnos y, aún mejor, a llamarnos para una entrevista de trabajo. Por ejemplo, con frases como “si lo considera/n oportuno, estaría encantado/a de mantener una entrevista para explicarles personalmente mi experiencia y mis competencias profesionales”. Y, para acabar, no te olvides de dar las gracias por su atención.

Poner en práctica estos consejos para redactar el correo para solicitar trabajo no nos garantiza que nos vayan a llamar para una entrevista, pero puede ayudar a que tengamos más opciones de conseguirlo…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *