Cómo actuar ante un despido inesperado

El momento del despido es el más desagradable que puede vivir un empleado. Por desgracia, en los últimos años ese momento ha sido una constante entre los trabajadores. De la misma manera que en OficinaEmpleo intentamos ayudarte a encontrar un empleo o a cambiarte a uno mejor, también queremos prepararte para reaccionar de la mejor forma posible ante la temida situación de perder tu trabajo.

despido-trabajo

1. Mantén la calma y guarda las formas

El momento en el que te comunican un despido es difícil de llevar, pero no hagas la situación más complicada con una mala reacción. La decisión de la empresa no va a cambiar y a ti puede perjudicarte en un futuro.

2. Si quieres, solicita la presencia de un representante de los trabajadores

Si te despiden, tienes derecho a pedir que esté presente, si los hay en la empresa, un representante de los trabajadores para que pueda comprobar que todo está correcto y para que te sientas más protegido/a.

3. Conoce los motivos de la decisión

Tu jefe directo o el responsable de recursos humanos de la empresa te explicará las razones del despido pero, si no lo hace, no dudes en preguntarlas y pedir que figuren por escrito en la carta de despido. Al menos, que él o ella también pasen un mal rato como lo estás pasando tú.

4. Lee detenidamente la documentación que te entrega la empresa

Lee con atención el contenido de la carta de despido y los documentos que reflejan la indemnización que te corresponde y el finiquito. Comprueba que la fecha de antigüedad en la empresa es la correcta y también que los días de vacaciones que no has disfrutado y que deben pagarte se ajustan a la realidad. Pregunta todo lo que no tengas claro.

5. Firma como “no conforme”

Aunque creas que toda la documentación es correcta y estés de acuerdo con la indemnización y el finiquito, firma todo como “no conforme”. Aunque tu jefe o el personal de recursos humanos que te esté comunicando el despido ponga mala cara, firmar como “no conforme” te da derecho a reclamar posteriormente si hay algún error en la liquidación y, llegado el caso, a demandar a la empresa.

6. Reenvíate los correos que te pueden interesar

Además de recoger tus cosas, guarda los contactos que pueden ayudarte a encontrar empleo. Reenvíate los correos de trabajo que consideres necesarios a tu dirección personal de correo electrónico.

7. Despídete de todos y sal con la cabeza bien alta

Aunque lo que menos te apetezca en ese momento es quedarte ni un segundo más en la empresa que te acaba de despedir, demuestra que eres elegante y despídete de todos los compañeros y jefes. Intenta controlar tus emociones en la medida de lo posible y mantén la cabeza alta porque la culpa del despido no la tienes tú.

8. Infórmate de los plazos y requisitos para inscribirte como demandante de empleo

Recuerda que no podrás inscribirte como demandante de empleo ni solicitar la prestación por desempleo hasta que no hayan transcurrido los días de vacaciones que te debía la empresa.

Esperamos que no te tengas que ver en esta situación, pero puede pasar. En tal caso te recomendamos que eches un vistazo a los procesos de selección que tenemos publicados en Oficina Empleo. Así podrás continuar tu carrera trabajando en medios o tu sector profesional. Además siempre puedes buscar empleo en Valencia, entre otras ciudades.

Ofertas Empleo en España:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *