Cómo conseguir trabajar en EEUU y no morir en el intento

En un intento desesperado por encontrar trabajo, en unas ocasiones; y por prosperar, en otras, a muchos de nosotros seguramente se nos habrá pasado por la cabeza ‘hacer las Américas’. O lo que es lo mismo, ir al que dicen que es el país de las oportunidades, Estados Unidos. Ese país formado por hombres y mujeres hechos y hechas a sí mismos. Pero no es un camino de rosas y te contamos por qué y también que tienes que hacer si deseas iniciar la aventura.

eeuu

1. Los datos.

En solo un mes, la mayor economía mundial puede llegar a generar 165.000 empleos y su cota de desempleo se sitúa en torno al 7,6 por ciento. Es decir, trabajo hay.

2. ¿Qué se demanda?

Los profesionales que más se demandan en Estados Unidos suelen estar relacionados con el sector de las nuevas tecnologías, seguido de enfermería (los estadounidenses no suelen tener interés por esta profesión), traductores e intérpretes, odontólogos (sobre todo odontopediatras), cocineros, oficiales de seguridad y sobre todo los profesores hispanohablantes, ya que el 21 por ciento de los alumnos que estudian en este país, son hispanos.

3. El dichoso visado.

Todo el mundo lo dice. Lo difícil no es encontrar trabajo (que ya hemos dicho que hay suficiente) si no obtener un visado que te permita trabajar si no se cuenta con la residencia permanente. Los visados de no inmigrante se conceden por motivos específicos y por un período de tiempo determinado. Los principales tipos de visados  son el personal que presta servicios para el gobierno u organizaciones internacionales y los visados para poder trabajar, que son los que nos interesan.

4. Primer paso: el visado H-1B

Son visados para personas altamente cualificadas en ocupaciones especializadas, normalmente del campo tecnológico. El requisito mínimo es una licenciatura universitaria en dicho campo, que la empresa tenga las cualificaciones para poder solicitar el visado y que el salario a recibir por el trabajador sea acorde con los prevalecientes en el área geográfica para los profesionales de dicha especialización.

La obtención del visado H-1B permite trabajar solamente para el empleador que efectuó la solicitud, y tiene una duración de tres años renovable por otros tres. Transcurridos seis años no se puede renovar, ni se puede solicitar el mismo tipo de visado. Muchas empresas, sin embargo, patrocinan al empleado con visado H-1B para la obtención de la residencia permanente. Eso sí, hay un tope anual de concesión de visados H-1B de 65.000 año, más otros 20.000 para extranjeros graduados de universidades estadounidenses con estudios de post-grado.

5. El segundo paso: visados L1A y L-1B

El primero permite una estancia de hasta siete años y el segundo hasta cinco a trabajadores extranjeros que hayan trabajado fuera de Estados Unidos para una empresa matriz, subsidiaria o filial de una estadounidense. El trabajador debe haber prestado servicios en la empresa durante al menos un año dentro de los tres anterior, y desempeñado un puesto directivo o que exigiera conocimientos especializados. No existe un tope numérico anual para este tipo de visados Las empresas deben presentar la solicitud y documentación ante el servicio de inmigración de Estados Unidos, sin que sea necesaria en este caso la implicación de las autoridades laborales.

6. Otros visados.

Hay otros visados al margen de los anteriores que son más específicos para científicos, artistas, deportistas, intercambios educativos…

7. Cómo buscar trabajo en EEUU

La búsqueda de empleo, se realiza a través de Internet y la prensa ya que en Estados Unidos no existe un organismo público dedicado a ayudar en la búsqueda de empleo al estilo de nuestro Servicio Público de Empleo Estatal – INEM.  Las empresas publican sus ofertas de empleo, anunciándose normalmente en la prensa y en Internet. Muchos de los periódicos, incluso los locales, tienen edición en Internet, por lo que, de estarse interesado en buscar en empleo en una zona geográfica determinada, es posible mediante una búsqueda simple, localizar y acceder a través de la web a los anuncios de empleo.

A nivel de búsqueda local a través de Internet, la mayoría de las ciudades cuentan con una página Craigslist de anuncios clasificados con múltiples secciones, una de ellas dedicada a empleos.

Además, existen multitud de páginas web tanto de agencias de colocación como de empresas de selección de personal a las que acceden tanto empresas en busca de trabajadores como personas en busca de empleo. Entre las más destacadas (algunas de ellas especializadas en sectores) se encuentran Healthjobsusa, Aftercollege, Directemployers, Diversityjobs o Employmentguide. Una vez localizada la empresa, es conveniente enviar una carta de presentación y el currículum vitae.

Hay una página web de empleo estatal en la que hay información más completa sobre cómo y dónde buscar empleo en Estados Unidos, así como información para la elaboración del currículum al estilo estadounidense y para la carta de presentación, así como información sobre los procesos de obtención de visados, etc. Entre otros apartados, cuenta con uno específico con información sobre empleo público español en Estados Unidos y otro sobre empleo en organismos internacionales en el país.

Asimismo, la Cámara de Comercio España-Estados Unidos cuenta con una página de oportunidades laborales, donde se listan las ofertas de empleo y se puede dejar copia del CV.

8. Asistencia sanitaria.

Este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de trabajar en EEUU. Allí la asistencia sanitaria no es pública. El Convenio de la Seguridad Social entre España y Estados Unidos no la cubre además. Las alternativas que existen sobre asistencia sanitaria son la obtención de una póliza pagada por la empresa (o, al menos, parcialmente), la contratación por parte de un grupo de personas de una póliza (para abaratar el costo), o hacerse cargo de los gastos sanitarios, que suelen ser muy elevados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *