Cómo no ir vestidos a una entrevista de trabajo

Puede que alguna mente malpensada, al leer que este artículo se titula Cómo no ir vestidos a una entrevista de trabajo, haya interpretado que vamos a dar consejos sobre cómo ir desnudos a una entrevista. Lógicamente, a nadie en su sano juicio se le ocurriría presentarse sin ropa ante el entrevistador, ni siquiera en el caso de un cásting para una película pornográfica (en este otro artículo te contamos cuánto dinero mueve la industria del porno). Nuestro objetivo, claro está, es aconsejarte sobre qué ropa debes ponerte y qué cosas debes evitar para una entrevista de trabajo.

Debes elegir muy bien la ropa para una entrevista de trabajo (iStock)

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra indumentaria para una entrevista es el puesto de trabajo al que somos candidatos. Si nos preguntamos, por ejemplo, si a una entrevista para trabajar en el departamento fiscal se puede ir en pantalón corto, la respuesta sería “no” en la inmensa mayoría de los casos, pero no en todos. Si el puesto al que optamos es el de socorrista y la entrevista tiene lugar en verano y en una piscina, puede que no sea tan descabellado llevar pantalón corto…

Por eso es importante reunir la mayor información sobre la empresa antes de presentarnos a una entrevista de trabajo. Entre esa información está la de saber cómo visten sus empleados. Incluso puede ser una buena idea, siempre que sea posible, acercarnos al lugar donde trabajan sus empleados para ver cómo van vestidos. De esa manera, también conseguiremos reducir nuestros nervios en el día de la entrevista por la incertidumbre de saber cómo llegar y cuánto tiempo se tarda.

A partir de ahí, el sentido común es el que dicta cómo debemos vestir en una entrevista de trabajo. La ropa que vestimos no va a hacer que consigamos un empleo, pero sí puede hacer que nos descarten como candidatos a las primeras de cambio si no llevamos una indumentaria adecuada. Debemos ser conscientes de que nuestro aspecto es, sin quererlo, la primera información que ofrecemos a nuestro entrevistador.

En el caso de los hombres, hay que huir de las camisetas y de los looks demasiado informales, incluso en los casos en los que no es necesario llevar traje. Y nada de zapatillas de deporte ni, mucho menos, sandalias.  Una camisa blanca y un pantalón oscuro con unos buenos zapatos es una combinación segura. El toque diferente se puede dar con el color de la corbata, siempre que no sea estridente. Un cinturón a juego y un reloj son buenos complementos que ayudan a transmitir buena imagen.

En el caso de las mujeres, hay que evitar los vestidos muy cortos y un maquillaje excesivamente recargado. Salvo que el trabajo esté relacionado con el sector de la moda, no es recomendable mostrarse como una fashion-victim. En general, se trata de buscar un término medio entre llamar la atención y pasar desapercibida, algo que tampoco es bueno. Una cuidada elección de complementos como zapatos, bolsos y pañuelos ayuda a causar una buena impresión en la persona que realiza la entrevista de trabajo.

Encuentra trabajo en España:

Comentarios
  1. Francisca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *