Cómo nos afectan las vacaciones en nuestro ritmo de trabajo

 

Las vacaciones, además de ser siempre deseadas y bienvenidas, son necesarias para nuestra salud física y mental. El problema llega cuando toca volver a nuestra rutina, sobre todo cuando las vacaciones han sido largas o cuando sabemos que pasará mucho tiempo hasta que podamos tener vacaciones de nuevo.

cómo afectan las vacaciones en el trabajo

Imagen de una trabajadora pensando en sus vacaciones (iStock)

Eso sí, el mayor problema no es ese, sino el de no poder tener vacaciones porque nos encontramos en situación de desempleo o, en menor medida, porque llevamos poco tiempo en nuestro nuevo trabajo o el momento (en realidad, nuestro jefe) no nos lo permite.

Desconectar de los problemas del trabajo por unos días o por unas semanas facilita volver a la rutina laboral con energías renovadas, pero también sufrir el clásico síndrome posvacacional en los primeros días -tal vez también después- tras nuestra vuelta al trabajo.

Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan su tiempo para retomar la actividad al ritmo habitual, especialmente después de unas vacaciones largas. Y a eso hay que añadir que, en muchos empleos, la carga de trabajo se nos habrá acumulado mientras hemos estado fuera porque probablemente nadie se haya encargado de sustituirnos. La combinación de una mayor carga de trabajo con una posible menor capacidad temporal para desarrollarlo puede derivar fácilmente en situaciones de estrés y de ansiedad.

Los consejos para superar el síndrome posvacacional que podamos tener en algún momento pueden ayudarnos a llevar mejor la vuelta de las vacaciones. Por ejemplo, regresar de nuestras vacaciones con algún día de antelación en relación a nuestra vuelta al trabajo -en el caso de las vacaciones más o menos largas-; afrontar la vuelta a la actividad con una actitud positiva; regular los horarios tanto de sueño como de las comidas; y preparar una escapada de fin de semana tan pronto como puedas.

Sin embargo, hay otro factor que también nos ayudaría bastante: no encontrarnos con trabajo acumulado a nuestra vuelta de vacaciones por el hecho de que los empresarios no hayan reforzado la plantilla o los responsables no hayan previsto ni organizado correctamente el trabajo en nuestra ausencia. Y eso es algo que pocas veces se tiene en cuenta cuando alguien se pregunta cómo afectan las vacaciones en el trabajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *