El paro, preocupación principal de los españoles

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) tras la realización del barómetro de mayo (realizado entre los días 3 y 11), asegura que el 84,1% de los encuestados sostienen que el desempleo es su principal preocupación. Dichos datos, sitúan a este tema en las cuotas más altas de la década. La inquietud por las cifras del paro ya había alcanzado un récord en marzo con un 83,9% de los españoles, pero este desasosiego ha sido constante durante todo el año ya que en febrero alcanzaba el 82,8% y en enero la proporción fue del 82,4%.

Respecto a otros temas que también afectan al mercado laboral y a la necesidad de la población de que el país poco a poco salga de esta situación de crisis económica, se encuentra la inquietud por la actuación de la clase política y los partidos (22,1%) ha registrado un ligero aumento, ya que según el Barómetro del mes anterior era del 21,5% de los encuestados. Así, empeora un 0,3% también la valoración de la situación política general española. El 66,8% la considera “mala” o “muy mala”, mientras un 2,9% la ve “buena”, y solo un 0,2% cree que es “muy buena”. Dentro de un año, según los encuestados, será todavía peor para el 20,8% de los ciudadanos, aunque un 12% espera que el clima político mejorará. El resto de los encuestados cree que seguirá igual.

De todas formas, el segundo problema que preocupa en general más al país, a tenor de la encuesta, es casi todo lo que tiene que ver con las consecuencias de la crisis financiera, todavía muy presente en las cuentas de las familias. Por ello, los asuntos de índole económica preocupan al 46,6% de los españoles.
A propósito de la situación económica general, el 78,3% de los encuestados cree que se vive un momento “malo o muy malo” y solo un 2,3% considera que es “bueno o muy bueno”. Con vistas al futuro a corto plazo, no hay mucho optimismo en que mejore, pues el 29,5% vaticina que dentro de un año será aún peor y solo un 16,7% piensa que mejorará.

El Barómetro de este mes refleja también lo que opinan los españoles de la energía nuclear. Un 45% de los ciudadanos apoya el cierre de las nucleares y que no se construyan nuevas, una tecnología que la mayoría cree peligrosa y cuyos riesgos no compensan sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *