Las actividades más curiosas por las que te pueden pagar

Hay situaciones placenteras o rutinarias que pueden permitirte ganar un dinero extra que ni te imaginas. Es cuestión de ser creativo y estar alerta a las ofertas más curiosas que pueden llegar a surgir. Si eres un amante de la bici, si te encanta pedalear o eliges este medio de transporte como una “extensión” en tu vida, delante tuyo tienes una excelente oportunidad. 

Una empresa remunera a los ciclistas para que instalen publicidad. René Mattes (Gtres).

Una empresa remunera a los ciclistas para que instalen publicidad. René Mattes (Gtres).

Nantes, París y Estrasburgo se han convertido en laboratorios modelos de Europa respecto a una nueva actividad que gana cada vez más adeptos. Diversas empresas francesas han comenzado a remunerar a los ciclistas a cambio de que instalen publicidad en sus bicicletas. Parece descabellado, pero es bien real, y ¿por qué  no puede desembarcar esta tendencia en España, en un plazo medianamente cercano?

Las empresas galas ya están ofreciendo a los ciclistas hasta 60 euros al mes si pedalean entre tres y cuatro días a la semana. El único requisito es llevar su publicidad en las radiales o en los manillares del vehículo. Uno de los artífices de esta idea es la start up Écóvelo. Su web ya cuenta con más de 2.000 usuarios. Los inventores de esta idea ya planean instalar el sistema en España.

Claro que, a cambio de dinero, debes esforzarte por cumplir los objetivos. Los interesados primero se apuntan a la web de la empresa y, una vez seleccionados, deben comprometerse a dar difusión a los productos indicados. Una aplicación móvil registra sus pedaladas a tiempo real. La remuneración es acorde a los kilómetros que recorren (10 céntimos por Km. recorrido, y 22 por hora de aparcamiento).

No es el único ejemplo de actividades curiosas por las que se paga. Si eres amante de los animales, tienes mucho tiempo libre y sacas a pasear a tu mascota de manera diaria, podrías además crear tu propia pyme… La actividad de “Paseador de perros” ya está muy consolidada en determinados países, como en Argentina. Incluso, existe una página web con miles de usuarios, quienes pagan hasta 8 euros la semana para que le saques a pasear a su mascota tres o cuatro horas seguidas, tres veces a la semana.

Otra actividad curiosa por la que pueden pagarte es la de “Hombre anuncio”. Esta es más típica en determinadas ciudades, principalmente en las grandes urbes, donde solo es necesario recorrer caminando determinado trayecto, siempre que tengas colgado un cartel con el producto que se desee publicitar.  Similar al paisaje que te encuentras en la Puerta del Sol de Madrid, atestada de hombres y mujeres con carteles de compra y venta de oro, esta escena es muy común en países latinoamericanos. La moda también podría llegar a España en breve.

Y hay mucho más. ¿Sabías que hay gente a la que se le paga por ser probadores de camas de lujo? Su labor consiste en tumbarse en una cama de lujo, en mitad de una tienda de camas, y dormir de 10 de la mañana a 18.00 h. ¡El único requisito es tener un sueño profundo, para testar el confort del colchón!

Probadores de golosinas

Otro trabajo muy singular es el del probador de golosinas. Tan sencillo como oler y probar golosinas. Lo único que hace falta es dar una opinión fundamentada sobre sabores y aromas, y proponer mejoras. Algo similar ocurre con los catadores de helados. La marca Ben & Jerrys, por ejemplo, paga a personas cuyo trabajo consiste en probar nuevos sabores de helado.

En segmentos más específicos, nos encontramos con varias sorpresas. Hay personas que, por más que te parezca increíble, se ganan un dinero probando toboganes. Es el caso del especialista Tommy Lynch, quien viaja alrededor del mundo probando toboganes en parques acuáticos. Obviamente, debe tirarse en cada uno de ellos, chequeando la altura, la velocidad, cantidad de agua y aterrizaje en los toboganes, así como los diferentes grados de seguridad.

Si eres aficionado a la cerveza, o te consideras especialista en la materia, no descartes que algún día te convoquen para que te conviertas oficialmente en probador de esta bebida.  Antes de que las marcas salgan con sus productos al mercado, alguien tiene que probarlas. Para realizar este trabajo y que te paguen, eso sí, debes tener un paladar muy entrenado. Muchas cervecerías contratan expertos en la materia, pero también acuden a las personas comunes para ver qué tipo de aceptación tienen sus nuevos productos…

Ya lo sabes… Andar en bici, pasear a tu perro, tomar helado, beber cerveza, comer golosinas, tirarte a dormir… son algunas de las actividades que todos hacemos casi a diario, pero podrían depararte un sueldo a final de mes. ¿Te animas a sacarle provecho?

Comentarios
  1. Maria del Mar
  2. Ramiro
  3. Sergio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *