Las señales que indican que tienes que cambiar de trabajo

Uno puede permanecer décadas en un mismo puesto de trabajo y estar tan contento, y sin embargo puedes llevar solo un año en otro y sentir que tu ciclo allí se ha acabado. Como en todo en la vida, todo depende. En este caso depende de algunos condicionantes que te hacen indicar que debes permanecer donde estás o por el contrario ha llegado la hora de cambiar de trabajo. Para aclarar todo ello, nosotros hemos seleccionado estas siete señales que te indican que debes de cambiar de empleo.

Ha llegado la hora de cambiar de trabajo (Istock)

Ha llegado la hora de cambiar de trabajo (Istock)

1. Hartazgo generalizado

Parece algo evidente pero no por ello debemos dejar de mencionarlo. Cuando hablamos de hartazgo generalizado nos referimos a ese rechazo absoluto a ir a trabajar, que nos cause una depresión absoluta, falta de ganas, de motivación, que ya el domingo por la noche sea un tormento para nosotros debido a lo que se nos viene encima el lunes. Ir así a trabajar es inhumano si además está combinado con el resto de señales que vamos a destacar.

2. Deterioro de las relaciones con tu jefe

Otra de las señales que pueden indicarte que ha llegado la hora de cambiar de trabajo es un deterioro de las relaciones con tus jefes y por ende un deterioro también de la confianza entre los dos. Esto incluye desde un incremento en el número (e intensidad) de las discusiones o roces, como un cambio en las atribuciones (que te encomienden tareas nuevas de menor categoría, que te devalúen tus responsabilidades, etc…) que pueden hacer la convivencia con él/ella ciertamente difícil.

3. Deterioro de las relaciones con tus compañeros

Si a que tienes un jefe difícil se une también las malas relaciones con tus compañeros, apaga y vámonos. Al final, no dejas de convivir con ellos unas 8 horas al día. Es mucho tiempo como para llevarte mal con ellos. La convivencia es básica para estar a gusto en un sitio. Si al principio lo estuviste pero por circunstancias del trabajo ya no te llevas bien, lo mismo puedes empezar a plantearte un cambio de trabajo.

4. Estancamiento

Hablamos de estancamiento laboral y económico. Nos referimos a llevar años y años en un mismo puesto, en una misma categoría, viendo como el resto de compañeros progresan y tú sigues estancado a pesar de que hayan existido oportunidades para poder ascender. Pero hay algo que no te deja… tal vez que no te ven capacitado, tal vez por falta de confianza, o por algo personal contra ti. Analízalo, compruébalo y mira a ver si es la hora de fijarte nuevas metas.

5. Falta de protagonismo

Esta cuestión tiene mucho que ver con la anterior. Si además de estar estancado, no eres protagonista de los logros de la empresa, apenas cuentas con trabajo que hacer o cada vez ves como tienes menos, estás ante otra de las señales que te indican que debes cambiar de trabajo.

6. Estado del sector

También has de echar un vistazo al sector al que pertenezcas y cuál es su estado de salud. Tal vez si en ese sector hay mucho paro y se avecinan tiempos difíciles para encontrar un puesto de trabajo si te despiden, a lo mejor ha llegado la hora de dar un golpe de timón y reorientar tu carrera profesional hacia otro sentido.

7. Estado de la empresa

Y ya no solo tienes que echar un vistazo a tu sector, también a tu propia empresa. Imagina que las cosas en ella vayan mal, que se estén produciendo despidos, que haya conflictividad laboral, impagos, inestabilidad… Pues bien, trata de preguntarte si no ha llegado la hora ya de empezar a buscar algo fuera.

Si después de leer estas claves tienes claro que vas a cambiar de empresa, echa un ojo a nuestras ofertas de trabajo en Valencia, o la ciudad que mejor te venga, en Oficina Empleo. ¡No pierdas el tiempo y comienza a trabajar en medio ambiente o la rama que más se adapte a ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *