¿Qué profesiones tienen la jornada laboral más dura?

Guía de ayudas y subvenciones disponibles en España en 2019
Descarga tu guía GRATIS

Todos en algún momento hemos llegado a pensar que nuestro trabajo es el peor, con la jornada laboral más mala. Pero seamos serios y miremos alrededor, realmente hay profesiones en las que los horarios son peores. Nosotros vamos a repasar cuáles son esas profesiones.

¿Qué profesiones tienen la jornada laboral más dura?

Sabemos que nos hemos dejado algunas, y queremos dejar claro que estamos hablando de generalidades, somos conscientes de que habrá casos particulares en los que las jornadas sean infernales pero avisamos… partiremos de la base de que son jornadas sujetas a la ley pero condicionadas a las necesidades de la producción.

1. Personal sanitario

Los profesionales de la sanidad tienen sin duda horarios y jornadas muy intempestivas. Sobre todo los que trabajan en servicios de Urgencias o Emergencias. Médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, conductores… Un equipo humano imprescindible para la sociedad cuyas jornadas en ocasiones son maratonianos y que dependen muchas veces de la cantidad de pacientes que lleguen. Guardias de doce horas, en ocasiones de más (por exigencias de la demanda como decimos) que se suelen compensar con jornadas de descanso.

2. Periodistas y reporteros

El trabajo periodístico, de reporterismo, junto al de fotógrafos y cámaras de televisión y auxiliares está muy ligado al de la actualidad. Un suceso, un juicio maratoniano, un evento político interminable, jornadas electorales, eventos deportivos… Todo se puede alargar horas y horas, y el profesional encargado de cubrirlo debe estar ahí hasta el final y más allá porque luego hay que escribir la pieza correspondiente y desarrollarla (para prensa, radio y TV). Al final, fácilmente te puede salir una jornada de más de doce horas que, a no ser que tu jefe sea muy solidario, difícilmente se compensa. Sin duda alguna, trabajar en comunicación, medios o periodismo es muy sacrificado.

3. Bomberos

El bombero es otro de los profesionales que trabaja a base de guardias, y éstas pueden llegar a ser muy largas y también duras, condicionadas asimismo por los sucesos que puedan ocurrir, que también pueden provocar todo lo contrario, que sean muy pesadas y aburridas. Como ocurre con el personal sanitario, las jornadas de guardia se cuadran para ser compensadas con las de descanso.

4. Policía

Los turnos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado suelen estar también muy definidas y compensadas… aunque no siempre. Dependen también mucho de los sucesos y de la actualidad, y en ocasiones pueden alargarse mucho. Y no solo eso, sino que pueden ser en horas intempestivas, festivos, fines de semana… Igual que los sanitarios o los bomberos por ejemplo.

5. Militares

La de los militares también es una actividad sujeta a guardias en muchos casos. Y también condicionada a los sucesos y a la actualidad. Por poner un ejemplo, suelen colaborar en la extinción de incendios forestales, por lo que en esos casos sus jornadas son maratonianos, duras y muy peligrosas, igual que para los agentes forestales (también podrían incluirse sin duda entre las profesiones con peor jornada laboral). Quien trabaja en seguridad tiene que estar dispuesto a este estrés.

6. Taxistas

Poco a poco el sector del taxi, sus horarios, comienzan a regularse y limitarse. Por ejemplo en Madrid, la última modificación de la ordenanza impide a los taxistas trabajar más de 16 horas al día si tienen conductor asalariado. Antes de eso, un taxi podía estar funcionando sin parar toda la semana (con excepción de sus día de libranza). El profesional podía llegar a trabajar esas 15 o 16 horas al día, ya que su sueldo depende del número de carreras que haga y por tanto, cuantas más horas trabajes, más posibilidades tiene de ganar más dinero.

7. Camareros

La hostelería es de esos sectores tradicionalmente muy esclavo. ¿Quién no ha visto alguna vez al camarero de su bar de referencia trabajar desde por la mañana cuando abre para dar desayunos hasta por la noche al cerrar? Jornadas fácilmente de 14 o 15 horas que difícilmente se compensan en este caso, y que pueden ser incluso todos los días de la semana en función de las condiciones personales de cada uno (negocio propio, asalariado…). Otra opción, es mirar las ofertas de trabajo de camarero en Barcelona de media jornada.

8. Personal de limpieza

En condiciones normales, el personal de limpieza tiene horarios muy definidos, limitados y que suelen cumplirse. Sin embargo hay excepciones, condicionadas también por la actualidad. Imaginemos a esos trabajadores que tienen que hacer frente a una limpieza viaria tras una manifestación o unas fiestas, por ejemplo. La jornada puede alargarse mucho aunque en este caso suelen compensarse con días libres o pagándose esas horas (en términos generales).

9. Mineros

La minería siempre ha sido un sector tradicionalmente señalado por su dureza y sus difíciles condiciones. Así es. Pueden dar fe de ello los propios mineros. Su lucha por las mejoras en sus condiciones laborales ha sido siempre un ejemplo y forma parte ya de la historia de las reivindicaciones obreras. Afortunadamente, si se echa una mirada al pasado, poco a poco las condiciones de quienes trabajan en la mineria han mejorado pero aún queda por hacer.

10. Personal de vuelo

Las jornadas del personal de vuelo (tripulación y pilotos fundamentalmente) pueden llegar a ser muy duras si hablamos de vuelos muy largos por culpa del jetlag. Además, las condiciones que rodean al trabajo, como retrasos en los vuelos, pueden hacerlas aún más duras si cabe. Eso sí, después de este tipo de vuelos, los trabajadores suelen tener jornadas de descanso también en el lugar de destino del vuelo, generalmente en buenos hoteles y con tiempo libre para ocio y turismo.

Comentarios
  1. Carmen
    • Miguel
      • María Jimena
  2. Anónimo
    • Sin nombre
    • Ambulanciero ninoninero
    • Ambulanciero ninoninero
  3. trucker
  4. Pablo Tugas Torres
  5. Enrique
  6. Pilar
  7. Beatriz
  8. Raquel
  9. Carmela
  10. Alex
  11. juan jose
  12. María Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *