Pros y contras de trabajar en el turno de tarde

 

El turno de tarde, y más aún el turno de noche, casi siempre sale perjudicado en comparación con una jornada de trabajo que comience por la mañana. Pero, aunque está claro que el turno de tarde tiene sus desventajas, poca gente habla de las ventajas que tiene. Que también las hay.

turno de tarde

Imagen de una mujer trabajando por la noche (iStock)

En el blog de Oficina Empleo queremos demostrar que trabajar en el turno de tarde no sólo conlleva cosas negativas, como normalmente se piensa. Por eso nos parece que lo más justo es reflejar las dos caras de la moneda acercándonos tanto a los pros como a los contras de trabajar en el turno de tarde.

Ventajas

1. No madrugar

Para muchos de quienes comienzan su jornada laboral por la tarde es toda una alegría no tener la obligación de madrugar. Si lo hacen, es por gusto y por querer aprovechar la mañana para hacer cosas, pero no porque entren pronto a trabajar y no puedan darse media vuelta cuando suena el despertador…

 

2. No hay atascos

Otra de las grandes ventajas que tenemos si entramos a trabajar por la tarde es ahorrarnos los atascos de tráfico propios de la mañana y las aglomeraciones que se forman en hora punta en el transporte público.

 

3. Menos estrés

El nivel de estrés que nos genera un empleo depende, entre otras cosas, del tipo de trabajo que tengamos y de la exigencia a la que estemos sometidos, pero es muy probable que en un turno de tarde, sobre todo si se prolonga por la noche, tengamos un clima laboral más relajado y menos estresante.

 

4. Coincidirás menos tiempo con tu jefe

Si tus compañeros de trabajo y tú “sólo” –como si fuera poco…- tenéis un jefe directo, lo normal es que entre a trabajar a primera hora de la mañana y que quienes trabajen en horario de tarde o noche coincidan menos horas con él o con ella. Y eso casi siempre es una ventaja…

 

Desventajas

1. Menos vida social

El turno de tarde no es precisamente el mejor para conciliar el trabajo con la vida familiar ni para socializarse. Si trabajas en el turno de tarde o de noche, irás al revés que la mayoría de la gente y difícilmente podrás pasar mucho tiempo con tu familia y tus amigos.

 

2. Puede perjudicar la salud

Si el trabajo en turno de tarde se prolonga durante la noche, es fácil que altere nuestro horario de sueño con el consiguiente perjuicio que puede tener para nuestra salud. Hay estudios que demuestran que trabajar por la noche nos hace envejecer mucho más rápido.

 

3. Sensación de soledad

Si tenemos compañeros que también trabajan con nosotros en el turno de tarde, no hay problema, pero es probable que en algunos lugares seamos los únicos que trabajemos en ese turno mientras que por la mañana suele coincidir más gente.

 

4. Ocuparse de las tareas menos agradecidas

A los trabajadores del turno de tarde les suelen caer las tareas pendientes de la mañana y eso incluye los asuntos de los que nadie quiere ocuparse y los problemas que no han sabido (o querido) resolver. Eso sí, siempre tendremos la opción de volver a pasarles la pelota para que lo hagan ellos a la mañana siguiente…

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *