¿A qué redes sociales debo agregar a mi jefe?

 

Todos tememos ese momento en el que abrimos nuestra cuenta en una red social como Facebook y nos encontramos con una solicitud de amistad de alguien a quien no queremos agregar. Y más aún cuando ese “alguien” es nuestro jefe o jefa. ¿Qué hacemos? ¿Aceptamos aunque no queramos? ¿Rechazamos su solicitud de amistad en Facebook? ¿Hacemos como que no lo hemos visto?

redes sociales

Una mujer realiza un gesto de asombro al ver la pantalla de su ordenador (iStock)

Lo cierto es que estas dos últimas opciones, la de rechazar su invitación y la de ignorarla, no son las mejores por lo general, aunque la decisión es muy personal y depende de la relación que tengamos con nuestro jefe, de cómo sea como persona… y de la red social en cuestión. Empecemos por la decisión más fácil: conectar con nuestro jefe en LinkedIn.

Ya que LinkedIn es una red social de uso profesional, aceptar la invitación de tu jefe para que estéis conectados tiene todo el sentido del mundo y admite poca discusión. Es más, si tu jefe o jefa aún no te ha invitado a conectar en LinkedIn, toma tú la iniciativa.

Otra red social donde es fácil tomar la decisión de agregar -en este caso, seguir- a tu jefe es Twitter. No nos cuesta nada seguir a nuestro jefe en Twitter y no tiene mayor importancia que él o ella nos siga en Twitter siempre y cuando nuestros tuits no sean ofensivos ni comprometedores.

La gran duda viene con Facebook. Aunque pueda tener también un uso profesional, Facebook es sobre todo una red donde conocer lo que hacen nuestros amigos y, al mismo, tiempo, donde nuestros amigos pueden ver lo que hacemos. Y claro, nuestro jefe, por regla general, no es también nuestro amigo del alma.

Así que si sueles colgar fotos y vídeos de fiesta o cualquier otro contenido que no quieres que vea, mejor no agregues a tu jefe en Facebook. Además, en caso de que aceptes su solicitud de amistad, podrá ver si estás subiendo cosas a Facebook o utilizando el chat en horario de trabajo. Así que los inconvenientes ganan por mucho a las ventajas.

Sabemos que eso es más fácil de decir que de hacer, pero no tiene por qué pasar nada si no aceptas su solicitud de amistad. Lo mejor es decir que prefieres estar conectado con él o con ella en otras redes más profesionales como LinkedIn.

Menos dudas genera otra red como Instagram. Lo mejor es que tu perfil sea privado porque, entre otras cosas, no tiene mucho sentido que tu jefe pueda ver libremente las fotos personales que subes a tu perfil.

En resumen, nuestro consejo es que conectes con tu jefe en LinkedIn y que sigas su cuenta de Twitter si tiene, pero que no vea lo que publicas en otras redes sociales como Facebook o Instagram.

Encuentra trabajo en tu provincia:

Comentarios
  1. Iris Beltrán
  2. Iris Beltrán Cecilia
    • OficinaEmpleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *