Secretos del personal de hotel

El sector hotelero es uno de los más fuertes de España ya que a su vez el turismo es una de nuestras principales fuentes de ingresos. Grandes, pequeños, de lujo, ‘low cost’… los hay de todos los tipos pero lo cierto es que todos cumplen siempre una máxima común: sus trabajadores hacen de la discreción su principal virtud, y haciendo nuestra una famosa frase, se podría decir que ‘lo que pasa en el hotel, se queda en el hotel’.

1. Los mejores, también en España.
Una de las figuras que maneja el ‘cotarro’ en un hotel es siempre su conserje. El mejor conserje de hotel de España ha sido Ángel Masa, conserje del lujoso Hotel Villamagna. Este profesional fue nombrado presidente en España de Les Clefs d’Or (Las Llaves de Oro), la asociación que aglutina a los conserjes de 41 países del mundo, y esas llaves de oro las muestra con orgullo en la solapa de su chaqueta. “Es un símbolo de calidad, significa que te van a tratar bien”, ha dicho en alguna entrevista. Pero a pesar de que ha atendido a grandes artistas como Michael Jackson o los Rolling Stones, Ángel Masa no suelta prenda e insiste que la discreción es indispensable para fidelizar a los clientes, y más a esos niveles.

2. Los profesionales se sinceran.
Sin embargo, muchos profesionales que trabajan en los hoteles (además de conserjes) han tenido la oportunidad de sincerarse y contar algún secreto gracias a Quora, un portal en el que se lanzan preguntas y los usuarios las responden. Pues bien, allí alguien preguntaba qué cosas jamás te contarían los empleados de un hotel y el resultado es sorprendente.

3. No nos interesan los líos de faldas.
Stacy Jean, una experimentada administradora en hoteles norteamericanos, reconoce que en los hoteles existen hombres y mujeres que reservan habitaciones solo para tener relaciones, y dice al respecto que no les interesa en absoluto, que su único interés es hacer dinero y si se paga y no se causan daños a las habitaciones o molestias a otros huéspedes, lo que pase ahí no tiene ningún interés. “No estamos aquí para hacer juicios de valor”, dice.

4. El mejor momento para llegar.
La misma Stacy Jean asegura en sus respuestas que el mejor momento para llegar a un hotel es el domingo por la mañana, mejor si es a primeros de mes, porque así habrá más posibilidades de que las mejores habitaciones estén libres ya que los visitantes que estén allí por vacaciones se estarán yendo y los hombres de negocios aún no han llegado.

5. Falta de seguridad.
Cara Wood, otra profesional de los hoteles, cuenta que le sorprende la falta de seguridad que hay en los hoteles, incluso en los más lujosos, y apunta que cualquiera puede acceder y llegar incluso hasta los lugares más apartados.

6. Los objetos menos higiénicos.
Peri Collins por su parte hace otra recomendación: no uses los vasos de cristal a menos que seas tú mismo quien los lave antes de ello, y dice que son los artículos que más sucios están. Pero apunta un sitio más, los cajones de las mesitas, que según ella no tienen por qué limpiar las camareras de piso, no están obligadas.

7. La gente muere en sus habitaciones.
Varios de los trabajadores que han contestado a la pregunta afirman que la gente muere en los hoteles pero no se cuenta. Bien por algún tipo de accidente (uno cardiovascular, por ejemplo) o porque se suicidan, lo cierto es que en la cama donde vas a dormir ha podido morir alguien pero tú nunca lo sabrás.

8. Ropa de cama sin lavar.
Cuando llegas a una habitación de hotel y te metes en la cama, da la sensación de que las sábanas de hotel (por lo estiraditas y blancas que están) están limpias para nosotros. Es lo que debería ser pero no siempre se cumple. Según otro de los profesionales que contesta a las preguntas, Peter Mayer, hay hoteles que dan la orden de no echarlas a lavar si tienen buen aspecto, y que basta con estirarlas bien de las esquinas para que parezca que están recién puestas.

Comentarios
  1. svitlana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *