Tipos de vestuario de trabajo más comunes

Guía de ayudas y subvenciones disponibles en España en 2019
Descarga tu guía GRATIS

Tener la ropa adecuada es fundamental para evitar accidentes laborales y estar cómodos en el lugar de trabajo. Así mismo, los uniformes laborales también hacen que muchos comercios y locales ganen en elegancia, trasladándole a la clientela seguridad y confianza. Existen muchas opciones cuando hablamos de vestuario laboral, sobre todo para algunas profesiones. Por eso, a la hora de escoger ropa de trabajo para nuestros empleados debemos seguir diferentes criterios, desde la seguridad hasta la comodidad, pasando por la coherencia con nuestra imagen empresarial.

La hostelería, la construcción, la industria alimentaria y la rama sanitaria son los trabajos donde el vestuario laboral es más necesario. En unos casos para garantizar la seguridad de los trabajadores, en otros para que realicen su trabajo más cómodamente y en otros para que luzcan elegantemente ante la clientela.

Tipos de vestuario de trabajo más comunes (Pixabay)

Ropa para hostelería

En la hostelería es importante tener una imagen definida y uniforme. Cuando un cliente entre en nuestro local y vea a todos los profesionales con el mismo uniforme y dentro de la misma línea estética tendrá la sensación de eficacia y seguridad. Debemos cuidar hasta el más mínimo detalle e intentar incluso jugar en el vestuario con algún elemento decorativo, como los colores o algún detalle concreto.

Así mismo, en la hostelería es importante mantener unos altos niveles de higiene. Gorros de cocina y delantales a juego con el uniforme del personal de sala serán los complementos perfectos para nuestro local.

Ropa para la construcción

En la construcción lo más importante será la seguridad y la comodidad de los trabajadores. Lo más básico para los profesionales que trabajen en la construcción serán los buzos de trabajo. Existen diferentes modelos, dependiendo de las tareas a desempeñar.

Así mismo, en algunos casos también necesitarán ropa de alta visibilidad. En el mercado se pueden adquirir desde polos, forros polares o parkas reflectantes. Toda esta ropa hará que los trabajadores estén protegidos en todo momento y con la indumentaria adecuada para distintas situaciones meteorológicas.

Ropa para la industria alimentaria

La industria alimentaria requiere unos estándares de higiene todavía más elevados que la hostelería. Si por ejemplo trabajamos en la industria cárnica, los trabajadores deberán cumplir con protocolos de seguridad e higiene muy rigurosos, por lo que deberán llevar ropa de trabajo que cumpla con esas condiciones higiénicas.

Para conseguir cumplir con estos requisitos, los trabajadores deberán usar delantales. Además de cumplir con los requisitos higiénicos también conseguirán que las manchas fuertes de grasas queden adheridas a los uniformes. Además de evitar que se estropeen, también conseguiremos no contaminar con cualquier líquido otras zonas de trabajo.

En la industria pesquera también son imprescindibles elementos como delantales, manguitos y guantes para salvaguardar la higiene y evitar la contaminación.

Ropa para la rama sanitaria

Los profesionales del ámbito sanitario deben vestir una ropa cómoda y fácilmente desechable. Además, deben contar con el equipamiento necesario estar protegidos ante cualquier infección o contaminación por contacto con las personas con las que tratan.

Deben cumplir también con unos estándares y requisitos de seguridad marcados por las autoridades sanitarias. Las batas de algodón o tergal, las camisas y los pantalones de tergal son las prendas perfectas para los trabajadores de este sector.

Comentarios
  1. nilda blohm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *