10 maneras de demostrar iniciativa propia en el trabajo

Una de las cualidades que mejor son vistas en una empresa es la de ser proactivo y tener iniciativa en el trabajo. Un arma eficaz para poder ascender o al menos para garantizarte una muy buena reputación entre compañeros y jefes. Hay muchas formas de demostrar esta iniciativa. Nosotros apuntamos diez de ellas. ¿Tú las estás ya aplicando?

10 maneras de demostrar iniciativa propia en el trabajo

1. Propuestas de mejora

Desde tu puesto de trabajo las cosas seguro que se ven de manera diferente a como la ve otro compañero o tu propio jefe. Es por eso por lo que debes aportar tu punto de vista y proponer mejoras. Diseña un plan o simplemente comunica a tu jefe de una forma ordenada, argumentada y cordial cómo se puede hacer mejor las cosas y ser más productivos y eficientes.

2. Respuestas a los problemas

Es muy valorable proponer iniciativas de mejora pero lo es aún más proponer soluciones cuando hay problemas. Es decir, ante una crisis de empresa, de resultados, de trabajo en definitiva, es importante que vean que te implicas en solucionarlos, dar respuestas y mostrar disponibilidad y colaboración.

3. Ser voluntario

Una de las mejores formas de demostrar iniciativa es la de ofrecerte como voluntario para alguna tarea que proponga tu jefe o para alguna actividad de la empresa. Así mostrarás que estás implicado en la dinámica de tu empresa.

4. Dejarse ver

De alguna forma, cuando un trabajador pasa desapercibido, tiene muy difícil que se valore su iniciativa de manera positiva. Así que es importante dejarse ver en su justa medida, en lo que a productividad se refiere (no se trata de ser llamativo en otros ámbitos) para que se valore tu trabajo.

5. Iniciativas fuera del trabajo

Es evidente que cuando acaba la jornada laboral, lo que queremos es desconectar y disfrutar de familia, amigos, o de nuestras aficiones. Sin embargo, eso no quita para que alguna vez puedas hacer algo con los compañeros de trabajo fuera del horario laboral y que tenga poco o nada que ver con el trabajo. Seguro que si lo propones, la iniciativa será bien recibida y mejor valorada.

6. Disposición a trabajar

La iniciativa también se puede mostrar a través de la disposición a trabajar y para ello hay que hacerlo saber. Esto va muy en la línea de prestarte voluntario para algunas cosas. Basta con ir a tu jefe o responsable y decirle algo del tipo: “Si necesitas ayuda, cuenta conmigo”.

7. No escurrir el bulto

En este sentido es importante que en momentos en los que hay picos de trabajo, no escurrir el bulto, no escaquearse, y mostrar que en esos casos vas a arrimar el hombro.

8. Poner en valor tu trabajo

Muchas veces tus compañeros o tus jefes no son conscientes de todo el trabajo que haces. Saben que lo haces, y que sale adelante, pero a lo mejor no conocen todo lo que haces. Por eso es necesario que pongas en valor ese trabajo y lo des a conocer cuando puedas, para que tus iniciativas se conozcan.

9. Preguntar si hay algo pendiente

En otras ocasiones, desconocemos si hay trabajo pendiente por hacer. Lo sabemos en relación a nuestras responsabilidades pero no con respecto a otros compañeros o jefes, por lo que no está de más preguntarles si han acabado y, si no lo han hecho, poder echarles una mano.

10. Hacer cuestiones de futuro

Pero no solo nos podemos centrar en el presente. Es importante que te anticipes a posibles problemas de futuro y poder darles solución antes de que se presenten. De esta forma también podrás demostrar iniciativa.

Comentarios
  1. Erick Milton Castillo
    • Jesús Torrado
  2. Angeles martinez Martinez puchol
    • OficinaEmpleo
  3. Lisa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *