5 preguntas que debes hacer tú en las entrevistas

Cuando pensamos en una entrevista de trabajo siempre pensamos en las preguntas que nos van a hacer pero tan importante es contestarlas como solventar también nosotros las dudas que tengamos. Una entrevista de trabajo no debe ser unidireccional.

Obviamente tendrá más recorrido de un lado hacia otro, pero también el entrevistado ha de ser valiente y preguntar porque uno tiene que saber las condiciones del trabajo que hipotéticamente tendría que aceptar o rechazar. Se trata de una decisión muy importante y por tanto hay que tomarla con toda la información en la mano. Mira estas cinco preguntas, son solo las más importantes que tienes que hacer, y solventar, un tus entrevistas de trabajo.

entrevista_dentro

1. ¿Cuáles serán las responsabilidades del día a día que deberé asumir?

Cuando llegas a la entrevista de trabajo, lógicamente llegas sabiendo en qué vas a trabajar pero de un modo muy general. Resolver esta duda es importante porque te ayudará a conocer de antemano cuál es exactamente el trabajo que vas a realizar y sobre todo las responsabilidades que conlleva. Imagina que no estás preparado para ciertas responsabilidades (por falta de formación, por ejemplo) o si tienes que asumirlas, a lo mejor conlleva un sueldo mayor u otro tipo de exigencias.

2. ¿Cuáles son las oportunidades de formación o planes de carrera?

Hacer esta pregunta te ayudará en un doble sentido. Primero porque te dirán si en la empresa tienes posibilidades de progresar y promocionar. Y segundo porque le transmitirás a tu interlocutor el interés por quedarte en la empresa mucho tiempo y por aprender. Seguro que con esta pregunta te apuntas un buen tanto.

3. ¿Cómo se desarrolla la jornada laboral?

Es un modo diplomático de conocer tu horario. En muchos trabajos te dan un horario pero luego te das cuenta en el día a día que ese horario cambia o lo que es peor, no se cumple por exceso. Uno tiene que saber cómo se va a organizar su día a día. Imagina que tiene otro trabajo principal para compatibilizarlo, o una familia a la que atender. Pues lógicamente serán cuestiones que debas conocer de antemano.

4. ¿Cómo se va a establecer mi sueldo?

Normalmente suelen decirte lo que vas a ganar. Incluso en muchas ofertas ya viene reflejado antes de ir a la entrevista. Pero por si acaso a tu hipotético futuro jefe se le olvidase, esta es una buena manera (y diplomática también) de preguntárselo. Y además podrás intentar negociar en base a tu experiencia y formación.

5. ¿Hay algún punto sobre mi formación o experiencia que cambiarías, que me haría más idóneo para este rol?

Los expertos parecen recomendar que la entrevista ha de cerrarla el candidato. Eso generará en tu interlocutor la sensación de interés. Y esta pregunta que aquí planteamos es una buena opción. Con ella mostrarás que quieres el trabajo y que estás dispuesto a cambiar lo que puedas para ello.

Comentarios
  1. elena sandu
  2. Natalia
  3. Yamisleidy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *