5 trucos para sacar partido a las rebajas de verano

DESCÁRGATE YA

 

Es probable que los trucos para las rebajas de verano que te vamos a dar no sean totalmente desconocidos para ti, pero aún más probable es que no los pongas -en realidad, no los pongamos todos en práctica. Y es que no es fácil resistirse a la tentación, por ejemplo, de comprar cosas que realmente no nos hacen falta sólo porque están rebajadas.

trucos para las rebajas de verano

Los españoles gastamos unos 150 euros de media por persona en las rebajas de verano (iStock)

Caer alguna vez en ese tipo de tentaciones es algo que nos ha pasado a todos en algún momento y a veces hasta es sano hacerlo, pero el problema viene cuando reincidimos continuamente en el mismo pecado. Por eso nunca está de más tener muy presentes estos trucos para las rebajas de verano:

1. Asignar un presupuesto para las rebajas y no salirnos de él

Uno de los errores más frecuentes y, al mismo tiempo, más perjudiciales para nuestro  bolsillo es no prever el dinero que nos vamos a gastar en las rebajas, ya sean las de verano o las de invierno. Las compras impulsivas conducen a un gasto excesivo, así que lo mejor antes de ir de compras, tanto por diferentes tiendas físicas como por tiendas online, es asignar un presupuesto razonable, a la medida de nuestra situación económica, para comprar en las rebajas. Y, claro está, no sólo destinar un presupuesto, sino cumplirlo…

2. Hacer una lista con las cosas que necesitamos

Una vez que tenemos el presupuesto asignado para comprar en las rebajas, deberíamos elaborar una lista con las cosas que más falta nos hacen y ordenarla por prioridades. Así evitaremos, en la medida de lo posible, que el dinero que hemos asignado para las rebajas se nos vaya en artículos que no necesitamos.

3. Pagar en efectivo

Puede parecer una tontería a simple vista, pero es muy probable que no gastemos la misma cantidad de dinero si pagamos nuestras compras en efectivo en lugar de pagar con tarjeta. Sacar dinero del cajero automático y pagar cada compra en efectivo nos ayudará a vigilar mejor el gasto y a frenar los impulsos consumistas que nos puedan surgir.

4. Comprar ropa de (y para) otras temporadas

Debemos aprovechar las rebajas de verano para comprar prendas de otras temporadas. En verano no utilizaremos ropa de abrigo ni ropa de cama para el invierno, pero es un buen momento para ampliar nuestro fondo de armario a un buen precio. En este caso, ser precavido no vale por dos, sino que puede que valga “entre” dos.

5. Internet, un aliado

Aún hay mucha gente que no se fía a la hora de comprar online, pero lo cierto es que internet debe considerarse como un aliado y no como un enemigo. Por un lado, en internet podemos encontrar ofertas en las rebajas a las que no tenemos acceso en las tiendas físicas; y, por otro, internet nos permite comparar precios fácilmente entre diferentes establecimientos para hacer nuestras compras al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *