Ya estamos sumergidos en pleno verano. Llega el calor y las grandes ciudades se van vaciando