Las 7 cosas que más odiamos en un trabajo

En el fondo, detestar algo de un trabajo tiene su parte buena porque significa que, al menos, tenemos un empleo. Y, de la misma manera que un trabajo que no nos gusta tiene algo bueno -aunque sólo sea porque tenemos empleo y, por tanto, unos ingresos-, también en los trabajos en los que nos sentimos a gusto siempre hay cosas que llevamos mal por mucho que intentemos disimular.

Las 7 cosas que más odiamos en un trabajo

Entre las cosas que más odiamos en un trabajo no pueden faltar las siguientes.

1. Los malos rollos

Por muy bien que nos llevemos con nuestros compañeros de trabajo y con nuestro jefe, los conflictos son poco menos que inevitables en algún momento. Y si además se prolongan en el tiempo, trabajar en un lugar con mal ambiente es una de las cosas que peor llevamos.

2. Las broncas del jefe

A nadie le gusta equivocarse en su trabajo, pero mucho menos aún llevarse una bronca de su jefe. Y, aún peor, que a bronca le siga otra y después otra y así sucesivamente. Si nos tienen que decir algo negativo, lo mínimo es que sea de forma educada y sin gritos.

3. Las horas extras que no nos pagan

Una cosa es quedarse más tiempo en el trabajo porque haga falta puntualmente y otra muy distinta es que se convierta en una costumbre cuando, muy probablemente, no nos pagan las horas extras que trabajamos.

4. Que nuestro sueldo esté congelado

Comprobar que los meses y los años van pasando sin que nos hayan subido el sueldo es otra de las cosas que peor solemos llevar en un trabajo.

5. Asumir funciones que no nos corresponden

También nos pone de los nervios tener que asumir tareas y responsabilidades por las que no nos pagan, sobre todo cuando se hace de forma reiterada.

6. Tener un compañero “trepa”

O peor aún, varios. Tener a alguien cerca en un trabajo que intenta escalar como puede en la empresa a costa de los demás es otra de las cosas que más odiamos en un trabajo.

7. Tener un compañero vago

El típico compañero que trabaja poco y se escabulle cada vez que tiene ocasión también figura en la lista de cosas que más odiamos en un trabajo. Y más aún si encima nos toca hacer también su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *