Maneras sencillas de ganar dinero para viajar

Si eres estudiante y vives con tus padres o trabajas pero quieres sacarte un dinerillo extra para gastártelo por ejemplo en viajar, te recomendamos que primero hagas un análisis de tus cualidades. ¿En qué crees que eres bueno? ¿Qué se te da bien hacer? Pues ha llegado entonces la hora de que todo eso lo ‘monetices’ y le saques rendimiento. Para ayudarte, nosotros te ponemos algunos ejemplos.

Entrenador personal en un gimnasio. Ridofranz (iStock)

Entrenador personal en un gimnasio. Ridofranz (iStock)

1. Clases particulares.

Son un clásico entre los jóvenes. Muchos universitarios hemos pasado alguna vez por ello. Dar clases (sobre todo de asignaturas como Matemáticas, Lengua, Física o Química) a alumnos de Primaria o Secundaria. Ojo, además de no haberte olvidado del temario (seguro que te lo tienes que repasar), tienes que tener buenas dotes con los chavales, que a esas edades pueden hacerle perder la paciencia a cualquiera. Y si lo haces bien y con buenos resultados, se correrá el boca a boca entre los compañeros de clase de tu alumno y más de uno se pondrá en contacto contigo para que también les des clases.

2. Animales.

¿Eres un amante de los animales? ¿Se te dan bien los perros por ejemplo? El ritmo de vida de mucha gente de la ciudad apenas les deja tiempo para sacarles a pasear así que tienen que recurrir a los llamados ‘paseadores de perros’, una figura cada vez más al alza. Puede ser que tu trabajo te deje tiempo para poder llevar a cabo esta otra actividad así que piénsatelo.

3. Imagen o RRPP de discoteca o bar de copas.

Si eres un chico o una chica popular en la noche de tu ciudad, todo el mundo te conoce y encima tienes miles de seguidores en redes sociales, tal vez te interese trabajar como imagen de tu bar de copas o discoteca favoritos, o repartiendo pases y haciendo que cada vez más gente acuda de fiesta allí. Damos por sentado que tienes labia y un extraordinario don de gentes, habilidades sociales indispensables para arrastrar contigo a decenas de potenciales clientes. Ah, y un buen físico y una cara bonita.

4. El gimnasio, un filón.

Y ahora que hablamos de buen físico, si eres de los que no deja de ir al gimnasio ni los domingos y todo el mundo allí sabe que dominas como nadie las máquinas y las mancuernas (porque a la vista están los resultados), ¿por qué no te planteas se monitor personal? Déjalo caer, pon anuncios, coméntalo a tus compañeros de gimnasio, empieza con precios competitivos y gánate una ayuda para viajar este verano.

5. Publicidad y propaganda.

Otra fuente de financiación extra, y aparentemente sencilla de realizar (aunque no exenta de calamidades, como las meteorológicas por ejemplo) es la del reparto de publicidad o propaganda en sus múltiples variedades como el buzoneo, en mano o en los limpiaparabrisas de los coches. También se trata de una actividad que puede llegar a ser compatible con otro trabajo o con los estudios.

En Oficina Empleo tenemos cientos de procesos de selección con los que empezar a trabajar Atención al Cliente o en el sector que se adapte a ti. Si lo prefieres, puedes descubrir en nuestro Blog cómo trabajar en Salamanca y muchas más empresas ¡Mira!

Encuentra trabajo en tu provincia:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *